Tras la inauguración de la primera generadora de hidrógeno para uso industrial por parte de la minera Anglo American, la Asociación Chilena de Hidrógeno (H2 Chile) formuló un llamado a otras empresas y sectores productivos a trabajar en la implementación de proyectos piloto para alimentar las flotas de grúas horquilla en sectores de la minería y la industria, utilizando celdas de combustible en base a hidrógeno verde.

La gerenta general de H2 Chile, María Paz De la Cruz, explicó que las aplicaciones de hidrógeno verde en logística representan una «puerta de entrada factible y concreta para este nuevo vector energético a nuestro país», especialmente en tecnologías que ya están profusamente probadas a nivel internacional, como es el caso de las grúas horquillas.

En el mundo, se estima que hay unas 25 mil de estas maquinarias operando plenamente con hidrógeno verde, según datos de la Agencia Internacional de la Energía (IEA).

Potencial

María Paz De la Cruz recordó que Chile tiene uno de los mayores potenciales para la producción de hidrógeno sustentable de la mano de las energías renovables, en especial con la abundancia de la energía solar y eólica. De acuerdo con la Estrategia Nacional de Hidrógeno, lanzada por el Gobierno en 2019, nuestro país podría transformarse en uno de los exportadores más relevantes de este gas en el mundo. Sobre esta base, H2 Chile llamó a las empresas de los sectores industriales y minero a explorar la vía de implementar y masificar el uso de este gas en la logística y transporte dentro de las faenas, “de la mano de algún tipo de proyecto que permita la reconversión de las grúas”

El proyecto de Anglo American permitirá usar este combustible sustentable en su flota de grúas y otras aplicaciones estacionarias para usar el H2V y generar electricidad como complemento a la intermitencia de la energía renovable, lo que es destacado por la gerenta de H2 Chile: «Este hito marca una transformación productiva; para procesos industriales que antes dependían de combustibles fósiles, hoy se comienza a considerar alternativas energéticas libres de emisiones como el hidrógeno verde. Nuestro país tiene el potencial para ello y debemos fomentar que más compañías se sumen a iniciativas como la que lanzó una de nuestras empresas socias».