Realizando estudios en torno a proyectos de almacenamiento con energías renovables, así como en hidrógeno verde se encuentra RWE Renewables Chile, cuyo country manager Alfredo Zañartu, detalla a ELECTRICIDAD las iniciativas que ejecutan en el mercado local, donde una de sus primeras metas es contar con 1.500 MW de potencia instalada.

«Contamos con un equipo consolidado y en crecimiento, focalizado especialmente en desarrollar proyectos de energía renovable- solares y eólicos utility scale incorporando almacenamiento- desde etapas tempranas del desarrollo de cada proyecto, de manera sustentable y con miras a iniciar operaciones a partir de 2025. Nuestro enfoque es participar en el desarrollo de los proyectos desde el comienzo, complementando la experiencia local de nuestro equipo en Chile con la experiencia internacional de RWE en el desarrollo, construcción y operación de los más de 20 GW de energía renovable que tenemos actualmente en nuestro portafolio», señala el ejecutivo.

Proyectos

Es así como Zañartu indica que actualmente realizan estudios para el desarrollo de un proyecto solar con almacenamiento en la Región de Tarapacá, «de un tamaño relevante y ya hemos cerrado acuerdos de arriendo de terrenos para el desarrollo de nuestros primeros proyectos eólicos».

«Además, estamos permanentemente evaluando distintas zonas del país, considerando las características propias de cada región y comuna. Nuestro objetivo este año es tener un portafolio de proyectos de energía renovable por sobre los 1.500 MW», agrega.

WhatsApp Image 2021-08-20 at 16.28.47

El hidrógeno verde también es una tecnología que mira la compañía. De acuerdo con Zañartu, «Chile tiene un gran potencial y una estrategia muy concreta, pero más importante aún es que la vemos  como una tecnología clave para combatir los efectos futuros del Cambio Climático, considerando las lamentables conclusiones del recientemente publicado informe IPCC de las Naciones Unidas», por lo que plantea que este recurso es una «alternativa posible en el largo plazo, haciendo hoy esfuerzos para que todos podamos disfrutar de sus beneficios en el futuro».

«Estamos evaluando distintas alternativas, conversando con actores relevantes para evaluar la posibilidad de sumar esfuerzos en esta etapa. Asimismo, estamos realizando estudios que nos permitan contar con información certera respecto a la ubicación, a los productos derivados del hidrógeno verde, a los mercados y a la infraestructura requerida. En este sentido, nuestro grupo,  RWE tiene una muy buena posición, ya que tenemos todo bajo un mismo paraguas: la generación de energía limpia y renovable, el know-how en producción, la capacidad de almacenamiento y la experiencia comercializadora», precisa el country manager.

El ejecutivo señala que la actual situación que vive el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) es un escenario que en el futuro «será cada vez más recurrente, por lo que como sector tenemos grandes desafíos y debemos adaptarnos. Las energías renovables, los sistemas de almacenamiento, un sistema robusto de transmisión y el hidrógeno verde tienen un rol muy relevante en esta adaptación. Por tanto, la flexibilidad del sistema eléctrico es cada vez más relevante y  si bien estamos dando importantes pasos, es fundamental hacer más esfuerzos para que estas tecnologías continúen su desarrollo».