Comenzaron las Jornadas de Capacitación sobre Hidrógeno Verde para el Sector Financiero de Chile, las cuales entregarán una visión sobre esta industria, dando a los más de 60 participantes conocimientos claves para la evaluación de proyectos y posibles formas de financiamiento.

Esta iniciativa es organizada por el Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la GIZ y la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI), y participaron

Rainer Schröer, director ejecutivo de GIZ, destacó esta iniciativa, señalando que el sector financiero «está jugando y va a jugar un rol sumamente importante para la materialización para estos proyectos, por lo que el objetivo es que puedan conocer esta tecnología y facilitar la evaluación de proyectos hidrógeno verde».

Objetivos

En esta primera jornada asistieron representantes del Banco Santander, Banco de Chile o Banco Estado, así como representantes de las aseguradoras Consorcio y Pentavida y de fondos de inversión como FYNSA, Equitas Capital y Ameris Captial.

Estas capacitaciones tienen como objetivo sensibilizar al sector financiero sobre el desarrollo del hidrógeno para que, en el momento que los proyectos busquen financiamiento, sepan manejarlos. En las tres jornadas se resolverán las dudas más frecuentes respecto a las tecnologías asociadas al hidrógeno verde, las tendencias nacionales e internacionales, la importancia de éste en la transición energética, así como la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde y sus metas.

Asimismo, los relatores explicarán la forma de producción, transporte, almacenamiento y los aspectos asociados a la seguridad de su uso, así como los diferentes modelos de negocio que existen, incluyendo los riesgos a tener en consideración a la hora de evaluar, el financiamiento de este tipo de proyectos y posibles formas de estructuración, entre otros.

Las capacitaciones se dividirán en tres sesiones, siendo parte del proyecto «Descarbonización del Sector Energético de Chile» de la GIZ, que tiene como contraparte al Ministerio de Energía.