En calificación ambiental se encuentra el segundo proyecto ingresado por Engie para avanzar en la descarbonización de sus centrales generadoras, uno de los cuales busca reemplazar el 100% del uso del carbón por biomasa en las centrales termoeléctricas Andina y de Hornitos, ubicadas en la comuna de Mejillones, en la Región de Antofagasta.

La iniciativa contempla una inversión de US$12 millones y corresponde a una modificación del proyecto «Central Térmica Andino».

«El proyecto en evaluación reemplaza el uso de carbón como combustible por un 100% de biomasa en las unidades generadoras CTA (Central Termoeléctrica Andina) y CTH (Central Termoeléctrica Hornitos) y considera transportar la biomasa desde las instalaciones portuarias hasta la actual cancha de carbón de CTA/CTH a través del sistema de correas trasportadoras existente, reemplazando algunas de las cintas, sistemas motrices y variadores de velocidad para hacerlas aptas para biomasa», señala la empresa en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

Asimismo, en el documento se agrega: «Lo que se reemplaza es el combustible que utiliza actualmente la CTA y CTH para generar la totalidad de la energía a base de biomasa, y de esta forma reducir las emisiones de gases y partículas que actualmente tienen aprobadas, aportando de esta manera al programa de Descarbonización que está impulsando la autoridad energética de Chile».

De este modo, la fecha estimada del inicio de la ejecución es el 1 de octubre de 2022, y durante su fase de construcción de espera la creación de entre 45 a 100 plazas laborales, mismas que para su cierre o abandono, mientras que en su fase de su operación son 50 cupos.