En la primera jornada de la tarde de la tercera edición de la Feria Internacional de E-Movilidad (Fidelmov), Patricio Valdivia Lefort, director de Innovación y Transferencia Tecnológica de la Universidad Técnica Federico Santa María (USM), abordó los desarrollos y aportes en electromovilidad que ha entregado dicha casa de estudios, donde comentó el proyecto de cambiar un vehículo diésel a uno eléctrico.

«Estamos trabajando en un proyecto de camioneta eléctrica con este concepto de tren de propulsión híbrido, que consiste en una pila de combustible más unas baterías y un súper condensador. También estamos usando ese concepto para un retrofitting que hicimos de una camioneta eléctrica. Una camioneta que era operada con diésel nosotros la convertimos a eléctrica», comentó el académico.

Posteriormente, agregó que “Esta camioneta no funciona solo con baterías, sino que funciona con un tren de propulsión que está compuesto por FC, las Fuel Cells, estas pilas de combustibles que funcionan con hidrogeno, están las baterías que ya conocemos bien y están los súper condensadores (SC) que son dispositivos de almacenamiento energético pero que también ayudan a dar prestaciones de cortísima duración y de alta potencia”.

En cuanto a su funcionamiento, señaló que «es un tren de propulsión híbrido y es operado por un controlador, que es un computador que va dando las señales de ingreso energético de cada una de estas fuentes hacia el motor eléctrico».

Finalmente, concluyó: «Por lo tanto, nosotros de esta manera, nosotros optimizamos el funcionamiento del vehículo eléctrico, extendemos la vida útil de las baterías porque sabemos cuando hay bastante demanda energética en poco tiempo, también cuando hay una carga muy rápida en poco tiempo produce degradación de las baterías. Por lo tanto, teniendo un tren de propulsión del tipo más híbrido, garantizamos que la vida útil sea más larga de los componentes de este vehículo eléctrico».