El subsecretario de Energía Francisco López junto al ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit, anunciaron que más de 20.000 hectáreas de terrenos fiscales en la Región de Antofagasta se pondrán a disposición para desarrollar proyectos de energías renovables.

En total, se pondrán a disposición 27 nuevos terrenos que corresponden a 20.369 hectáreas para energías limpias, con capacidad de inversión de US$1.775 millones y alrededor de 2.037 MW de capacidad instalada.

De acuerdo con las autoridades, los proyectos renovables, especialmente solares y eólicos «han sido protagonistas de los últimos planes de licitaciones del Ministerio de Bienes Nacionales. De hecho, más del 40% de la capacidad instalada de energías renovables esté en terrenos que pertenecen a todos los chilenos».

Antofagasta actualmente es la capital energética del país, desde donde generando el 25% de la energía del Sistema Eléctrico Nacional, con una capacidad instalada de 6.354 MW.