Aela Energía informó que incorporó sus tres parques eólicos a Pulse, la plataforma de Transelec que, en base a la tecnología blockchain, permite certificar y dar trazabilidad en tiempo real a la energía 100% renovable que genera.

«El formar parte de Pulse permite dar plena certeza a nuestros clientes finales que cada Mega Watt hora utilizado proviene de una fuente renovable y así ellos poder generar productos que tengan una certificación verde en su cadena de producción», señaló César Vásquez, gerente comercial de Aela Energía.

También, agregó que el contar con el atributo y la trazabilidad de la plataforma «permitirá que consumidores ubicados en las regiones donde nuestros parques opera- Atacama, Biobío y Los Lagos-, tengan la opción de elegir suministrarse con energía limpia proveniente del mismo territorio, incorporándonos en forma activa la cadena de valor regional, y promoviendo, además, la descentralización».

Según el ejecutivo, «las últimas modificaciones a la reforma tributaria en Chile del año 2020, que perfecciona el impuesto verde del 2014, permiten generar un mercado de compensaciones mediante la adquisición de atributos verdes que producen plantas como Aela, los cuales podrían ser certificados con plataformas de trazabilidad como Pulse».

Agregó que este atributo es uno de los aportes que pretende dar la plataforma digital, tanto a las empresas que están haciendo un esfuerzo por recibir suministro en base a energías limpias, como a las personas que buscan ser parte del cambio a través de un consumo responsable y sostenible.

Sebastián Fernández, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de Transelec, expresó su satisfacción por la  incorporación de Aela a Pulse. «En este espacio digital se encuentran las generadoras renovables con empresas que buscan ser más sostenibles, y que necesitan dar cuenta, a través de la medición, trazabilidad y certificación de Pulse, de que están consumiendo energías limpias provenientes de plantas renovables como las de Aela. De esta manera buscamos ser protagonistas en avanzar hacia el desafío que se ha impuesto Chile de descarbonizar la matriz energética».

Para lograr registrar y certificar la energía, se monitorea a través de un sistema de medición remota implementado por la plataforma Pulse, que sigue la ruta de la energía desde su origen. Además, se valida de manera constante por medio de visitas a terreno.