Dos nuevos parques solares entraron en operaciones en la Región de Ñuble. Se trata de los proyectos Alcaldesa y Meco Chillán, desarrollados por Solek, compañía checa, los cuales fueron inaugurados con la presencia del Intendente del Ñuble, Cristóbal Jardua, el Seremi de Energía, Manuel Cofré y el Gobernador de la Provincia de Itata, Daniel Andrades, además de representantes de la Gobernación de Diguillín.

Manuel Cofré destacó la puesta en marcha de las iniciativas en las provincias de Itata y Diguillín, «que entregan más energía limpia a la Región, y con inversiones de US$7 millones».

«Para la Región del Ñuble es muy importante, porque de la mano con el crecimiento económico también hay una mayor demanda de energía, y muy especialmente en verano en una región con fuerte actividad agrícola y el desafío del riego. Entonces lograr una mayor generación fotovoltaica también en esta época genera círculos virtuosos que son muy positivos para la región», agrega la autoridad.

Por su lado, Víctor Opazo, CEO de Solek Chile, indicó que el aporte que los nuevos parques «es extremadamente simbólico, porque se ubican en zonas que son clave para el desarrollo de una de las actividades más importantes de la Región del Ñuble, como es la agricultura, también ayudan a garantizar suministro eléctrico continuo utilizando la energía solar, y por otra parte permiten inyectar todo el año energía limpia al sistema completo, logrando dar un paso más en el camino hacia la descarbonización».

El nuevo parque fotovoltaico Alcaldesa está ubicado en la comuna de Quirihue, mientras que Meco Chillán está emplazado en Bulnes, y cada uno tiene una potencia instalada de 7,1MW, lo que conjuntamente equivale a sacar de circulación más de 1.600 automóviles.