La Universidad de Chile y la Universidad de Manchester lanzaron el Programa de doctorado en Ingeniería Eléctrica que, de ahora en adelante, ambas instituciones ofrecerán en conjunto, con el objetivo de profundizar la colaboración científica existente entre ambos planteles.

La ceremonia contó con la participación de la presidenta y vicerrectora de la Universidad de Manchester, Nancy Rothwell; el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, la directora nacional de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), Aisén Etcheverry; y los embajadores Louise De Sousa y David Gallagher, entre otras autoridades, académicos y académicas.

Nancy Rothwell destacó que este programa busca consolidar la investigación conjunta de ambas instituciones en el área eléctrica: «En Manchester, una piedra angular de nuestra estrategia internacional son las asociaciones. Ningún país tiene el monopolio del talento y solo a través de asociaciones globales podemos abordar los principales desafíos para nuestro planeta y nuestra sociedad. Estas asociaciones también son esenciales para producir futuras generaciones de ciudadanos globales capacitados, capaces de llevar adelante nuestros valores y garantizar la paz mundial».

Por su lado Ennio Vivaldi valoró esta iniciativa, señalando que forma parte de una colaboración a largo plazo sustentada en una investigación conjunta para mejorar la resiliencia del suministro eléctrico nacional frente a desastres socionaturales, un trabajo que fue distinguido el año 2018 por el prestigioso Newton Prize que otorga el gobierno Británico.

«Creemos que este tipo de actividades colaborativas son la mejor contribución que podemos hacer en este momento de incertidumbre que enfrenta la humanidad. El trabajo transdisciplinario, la relación de las universidades y la complementariedad de nuestros esfuerzos para avanzar en el compromiso social son fundamentales para brindar soluciones en este contexto», afirmó la autoridad académica.

Resiliencia y sustentabilidad energética

Uno de los principales focos de esta nueva plataforma consistirá en el desarrollo de soluciones para una mayor resiliencia de los sistemas eléctricos, tema central de la investigación conjunta distinguida con el Newton Prize. Este proyecto, liderado desde Chile por el académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, Rodrigo Moreno, fue además un estudio de referencia para el nuevo «Reglamento de los Sistemas de Transmisión y de Planificación de la Transmisión», promulgado el pasado mes de marzo por el Ministerio de Energía.

La investigación, mediante modelos matemáticos, realizó un diagnóstico de los puntos vulnerables de nuestro sistema eléctrico ante desastres naturales y entregó directrices para contribuir a una mayor resiliencia frente a este tipo de eventos y formas “inteligentes” de restaurar el suministro eléctrico. El trabajo también ha dado lugar a aplicaciones globales, incluidos varios países ubicados alrededor del Cinturón de Fuego del Pacífico que están expuestos al riesgo de terremotos y tsunamis.

De esta forma, según indicó la Universidad de Chile, el doctorado o PHD dual «permitirá a jóvenes científicos de ambos planteles trabajar -entre otras líneas de investigación- en el desarrollo de soluciones en torno a este y otros desafíos comunes y globales asociados a la sustentabilidad eléctrica, como la descarbonización y desarrollo de las energías renovables no convencionales o en el ámbito de las telecomunicaciones».

El programa fortalecerá el trabajo colaborativo en torno a proyectos que serán supervisados por académicos de ambas instituciones. Este contempla una duración de cuatro años en total, período en el que los investigadores deberán realizar dos años en la Universidad de Chile y dos años en la Universidad de Manchester.

Rodrigo Moreno subrayó la importancia de esta iniciativa conjunta que reúne a dos instituciones líderes y que a futuro busca extenderse hacia otras áreas y disciplinas. Sobre la Universidad de Manchester, el académico recalcó que es una institución pionera en la investigación eléctrica y en la formación avanzada en esta área, al ser la primera en el mundo en realizar un programa formal de postgrado en sistemas de potencia/energía hace más de 50 años y ser la cuna de avances significativos como el flujo de potencia desacoplado rápido.