La Sala de la Cámara de Diputados solicitó al Presidente de la República, por medio de la resolución 1588, que diseñe e implemente una política pública, con criterios redistributivos, progresivos y solidarios, destinada a la creación de un mecanismo de financiamiento para solventar la deuda de servicios básicos de los usuarios residenciales y micro y pequeñas empresas que se ha acumulado por causa del Covid-19.

Según los legisladores, «la medida tiene por finalidad evitar los perniciosos efectos que podría causar a los hogares y pequeñas empresas la millonaria deuda acumulada una vez finalizada la pandemia».

Propuesta

Asimismo, indican que la propuesta detalla que la pandemia ha provocado graves efectos sanitarios, pero también económicos, desencadenando crisis en distintos sectores de la economía nacional. Uno de ellos dice relación con los servicios básicos, tales como agua, gas y electricidad, los cuales no han podido ser pagados por sus usuarios en la forma que normalmente podrían, a causa del deterioro de las condiciones laborales y económicas producidas por el Covid-19.

De igual modo, se detalla que la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados «debatió esta problemática, recibiendo a diversos expertos que plantearon una serie de dificultades y soluciones ante la deuda acumulada por servicios básicos».

En dicha oportunidad, se remarcó que esta situación no solo afecta a las familias, sino que también a las micro y pequeñas empresas. En efecto, Conadecus manifestó en la citada sesión que «la situación de las mipymes y pymes es también grave», encontrándose meses con sus negocios, talleres o pequeñas fábricas cerrados, sin producir, debiendo seguir cancelando los servicios sin estar ocupándolos, lo que ha obligado a muchos a cancelar los promedios de consumo de los meses en que estaban en funcionamiento, finalizaron.