Sobre los aprendizajes obtenidos de las transiciones energéticas que experimentó el país en las décadas anteriores versó el tercer programa de Hágase la Luz, el programa conducido por Danilo Zurita, director ejecutivo de GPM-A.G. y por José Carrasco, director de Estrategia Regulatoria de ENC Energy Consultants, donde se repasa el acontecer del sector energético, además de la revisión de la noticia de la semana, publicada en el portal de ELECTRICIDAD.

El ex secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía entre 2006 y 2010, ex miembro del Panel de Expertos y actual consultor de Synex Consultores, recordó además la crisis de fines de los años 90 que terminó con el único racionamiento eléctrico que ha experimentado el país en las últimas décadas.

Análisis

Al respecto, señaló que la escasez de agua y los problemas imprevistos del inicio de operación de centrales en base a gas natural reveló que «los modelos de planificación de la operación funcionan bien, pero funcionan mal en las condiciones de borde», al no prever con suficiente antelación el problema que enfrentaría el país en el corto plazo. «El estudio de seguridad de abastecimiento veía problemas en marzo del año siguiente, y a las dos semanas ya teníamos racionamiento», agregó.

Señaló que los aprendizajes de ese episodio permitieron a la autoridad prepararse para otras situaciones críticas, como el corte de gas natural proveniente de Argentina. Por ejemplo, se “el decreto de racionamiento a uno carácter preventivo», permitiendo tomar medidas a partir de la experiencia anterior y evitar los cortes a la población.

En relación con esta experiencia, Iglesias indicó que «había confianza en que Argentina estaba desarrollando su sector energético de forma similar a la nuestra», y que frente a esa coyuntura fue esencial la coordinación público-privada para la materialización del terminal de GNL de Quintero, decisión estratégica a nivel país, agregando que «el mercado en condiciones de borde o para decisiones estratégicas, no funciona».

En el marco de evaluación de la actual institucionalidad energética, se refirió a la creación del Ministerio de Energía, señalando que «se necesitaba tener desde el estado una visión más proactiva en términos estratégicos geopolíticos», mientras que la CNE quedaría a su rol principal histórico, que es la regulación.

Respecto a la independencia y autonomía del regulador, Iglesias indicó que es más bien conservador frente a la idea de modificar la situación actual, y que habría que tener el diagnóstico de un problema mayor, que no visualiza. Agregó que el contexto actual es el que ha llevado a actuaciones de las distintas instituciones en respuesta a la coyuntura por las que ha atravesado el país, como la estabilización de precios, pero no son comportamientos sistémicos de los reguladores.

Vea acá el programa