Un total de 3.305 MW de capacidad instalada en almacenamiento energético dentro del Sistema Eléctrico Nacional proyecta la Planificación Energética de Largo Plazo a 2050, donde se considera contar con 145 MW en 2023, lo que se mantendría hasta 2030, para posteriormente pasar a 469 MW en 2032.

Desde 2033 se contempla llegar a 615 MW para después superar los 1.000 MW de potencia instalada en 2035, llegando a 2.043 MW en 2038. A partir de 2040 se superarían los 3.000 MW instalados en el país, según las proyecciones del Ministerio de Energía.

En términos de generación eléctrica bruta con sistemas de almacenamiento, se estima pasar de los 47 GWh de este año, llegando a 458 GWh en 2030, para aumentar a 9.231 GWh en 2040, con un peak de 9.330 en 2050.

La planificación también considera que en 2032, la zona norte del sistema eléctrico cuente con 322 MW, mientras que la zona centro tendría 193 MW en 2037.