Para Carlos Melo, director de Centro de Ingeniería y Políticas Públicas de la Universidad San Sebastián, la micro electromovilidad en Chile tiene un gran potencial, el cual generaría, entre otras ventajas, una minimización en emisiones de gases con efecto invernadero, pues fomentar el uso de vehículos de la categoría de la micromovilidad, reduciría el consumo energético por pasajero.

En su presentación «Potencial de la Micro electromovilidad en el transporte urbano«, organizado por la Comisión de Energía del Colegio de Ingenieros de Chile en el marco del XIII Mes de la Energía, el especialista  sostuvo que la electromovilidad «puede ser un mecanismo importante en la estrategia por intentar reducir las emisiones, aunque también hay otras, que tienen que ver con la naturaleza del sistema de transporte, más que con el sistema de propulsión».

Factores

En este contexto, ahondó en los factores que son determinantes en las emisiones de efecto invernadero que un sistema de transporte urbano.

-La población y el número de viajes que las personas realizan. Mientras mayor sea la población, mayor serán los viajes y por ende, más contaminantes habrán.

-distancias recorridas. Mientras mayores sean las distancias, se producen viajes más largos y por tanto, las emisiones aumentan.

-El consumo energético por pasajero -kilómetro que tienen los vehículos y por consiguiente, los gases que se generan para producir esa energía.

«Entonces cuando hablamos de Electromovilidad estamos hablando del tercer grupo de factores, puesto que la electromovilidad reemplaza vehículos de peor consumo energético por otros de mejor consumo y además, tiene un impacto directo respecto a las emisiones requeridas para producir esa energía», señaló Melo.

Cabe recordar que un 36% del consumo energético del país corresponde al sector transporte, de esta fracción un 98% corresponde a derivados del petróleo y cerca de un 20% a emisiones de gases con efecto invernadero.

En este escenario, el especialista afirmó que «hay un espacio de oportunidad bien importante para la micro electromovilidad. Por ello, señalo algunos antecedentes que refuerzan esta idea. ¿Por qué? Porque la micromovilidad podría ser una herramienta que ayude a facilitar el acceso y conectividad de las personas, podría contribuir en la minimización de los impactos que el transporte genera en el ambiente, podría ser una herramienta que promueva la equidad y la accesibilidad, que maximice la eficiencia de los recursos, el espacio vial que es un recurso muy escaso, y además, promover la salud de las personas».