Con una inversión inicial cercana a las 8.500 UF, fue inaugurada la planta de energía solar fotovoltaica instalada en el Centro Comercial de Machalí, la cual considera una capacidad de 301 kWp, con más 740 paneles solares montados sobre techo del recinto.

La iniciativa, que fue puesta en marcha el 24 de mayo, busca evitar la emisión de más de 170 toneladas de CO2 al año, abasteciendo a modo de autoconsumo, el 25% de los requerimientos eléctricos del Centro Comercial.

El proyecto fue instalado en los techos del recinto, siendo desarrollado por la inmobiliaria Castellani y Muñoz, estimando un retorno de la inversión de cinco años.

«Lo que hace muy atractivo este tipo de proyectos es que se puede hacer por etapas, es decir, no se necesita una gran inversión de inmediato y luego, en la medida en que vaya creciendo el complejo comercial, se puede ir agregando más potencia», comenta Joaquín Muñoz, Gerente de Desarrollo de la inmobiliaria Castellani y Muñoz.