Se realizó la tercera jornada del ciclo de charlas del Mes de la Energía, organizado por la Comisión de Energía del Colegio de Ingenieros de Chile, donde se abordó el tema de Energía e Innovación Tecnológica, con la participación Henri Palliere, de la Asociación Mundial de Energía Nuclear; Iván Jacques, especialista del Banco Mundial, y académico de la facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez y presidente del Club de Innovación.

Este último representante del sector energético planteó el tema de energías renovables y sofisticación productiva, donde explicó el desarrollo de hidrógeno verde en Chile y la forma de posicionarnos como uno de los principales exportadores de este material.

«Estamos viviendo el tema de la revolución del hidrógeno y Chile aparece en el ámbito de las energías renovables con un potencial extraordinario, aparecemos no sólo en el norte con lo solar, sino que también en la Patagonia con lo eólico. Esto nos da una oportunidad interesante, no sólo de generar electricidad renovable para el sistema eléctrico sino también para la producción de combustible sintético limpio», aseveró. 

El ingeniero explicó además que «la estrategia apropiada para nuestro país es un planteamiento que uno hace en estos momentos en que Chile tiene una pérdida de un millón de empleos como consecuencia del Covid-19. Hay que tener desarrollo económico y sofisticación productiva, basada en una reconversión energética verde para un desarrollo exportador sostenible».

«Digo exportadores porque inicialmente el mundo internacional desarrollado está otorgando un premio a las exportaciones con baja tasa de carbono y eso va a ir creciendo, por lo tanto hace más fácil el proceso por los incentivos económicos», afirmó.

Potencial

A su vez, mencionó que Chile «puede adoptar esta estrategia a un costo mínimo porque tenemos un potencial de energías renovables que lo hemos visto desarrollar en los últimos seis años de una manera extraordinaria. El fortalecimiento de la acción climática abre una gran oportunidad para los distintos sectores exportadores para posicionarse en forma diferenciada. Aprovechemos nuestros recursos naturales para incorporar valor y ahondar en esta dimensión verde y también con tecnologías digitales sostenibles para crear diferenciación en los mercados».

«Chile cumple un rol importante en la electromovilidad, en la producción de materiales y empezamos a plantearnos ante el mundo como exportadores de bienes y servicios para un mundo más sostenible que fortalece la acción climática», aclaró Bitran.

«Pero para poder avanzar en esto, se requieren innovaciones mayores. El actual sistema eléctrico con los esquemas de regulación que tenemos, no está adaptado para aumentar significativamente la generación no despachable y por lo tanto, necesitamos aumentar la flexibilidad de la red, generar capacidades de respaldo, mejorar la capacidad y acelerar los proyectos de transmisión. Lo primero que va a ocurrir en Chile, como la transmisión es costosa y la geografía del país es muy distinta a Europa, lo que vamos a tender es una descentralización parcial de los sistemas con soluciones de almacenamiento más distribuidos», precisó.

Y concluyó: «Todo esto requiere cambios en los sistemas regulatorios para generar incentivos y proveer servicios complementarios que otorguen estos sistemas o subsistemas respaldo, generación de base, flexibilidad. Los cambios son inmediatos, la planificación de la transmisión eléctrica debe incorporar también el almacenamiento y por lo tanto se incorpora en la planificación».