Lipigas anotó un Ebitda de $19.876 millones, un 2,6% superior al mismo periodo del año anterior ($19.375 millones), debido a los buenos resultados obtenidos en Perú, donde se aumentó en $1.406 millones por efectos no recurrentes del trimestre, mientras que en Chile se disminuyó  3% y Colombia en 12,6%, según informó la empresa a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

«En general, los resultados se ven afectados por el fuerte aumento del precio internacional de los derivados del petróleo (la referencia Mont Belvieu se incrementó 140% respecto al primer trimestre de 2020)», señaló la compañía.

Causas

Ángel Mafucci, gerente general de Lipigas, explicó que el positivo resultado consolidado, aun muestra el impacto por los efectos de la pandemia: «Si bien las restricciones se han suavizado, muchas actividades, sobre todo en Chile y Perú, aún están restringidas, lo que ha influido negativamente en los volúmenes de venta a ciertos segmentos de clientes. A este factor se agregó el fuerte aumento en el precio internacional de los productos derivados del petróleo».

«En Chile, las ventas de GLP disminuyeron 1,5% y el Ebitda decreció 3,0%. Durante el trimestre hemos seguido ejecutando nuestro plan estratégico, que tiene como uno de sus pilares el fuerte desarrollo digital de la compañía y el potenciar las ventas directas a clientes finales. Esta modalidad, representó el 57% del total de las ventas de gas envasado, con un incremento de más del 40% sobre el año anterior», agregó.

El ejecutivo también destacó en Chile se siguen desarrollando proyectos relevantes para el desarrollo del negocio. «Iniciamos la operación del terminal de recepción de gas licuado importado en Mejillones. Este acuerdo, al que llegamos hace dos años con Oxiquim, nos permite contar con mayor disponibilidad de producto en la zona norte, lo que abre la oportunidad de abastecer a más empresas que decidan sustituir combustibles más contaminantes y disminuir su huella de carbono. A su vez, nos permite disminuir nuestra propia huella de carbono al evitar el transporte vía camiones de nuestro producto desde la zona central. La construcción de este nuevo terminal implicó una inversión de cerca de 26 millones de dólares», sentenció.