Una significativa mejora en calidad de suministro eléctrico registró la Región de Aysén durante el año pasado, a partir de los datos del indicador Saidi y Saifi, que elabora la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) para medir la duración y frecuencia de interrupciones.

Es así como en la comuna de Aysén pasó de un promedio anual 26,3 horas sin servicio, en 2017 a  2,5 horas en 2020, mientras que en Coyhaique se disminuyó de 14,3 horas a 4 horas durante el mismo periodo.

Autoridades

Juan Luis Amenábar, seremi Energía Aysén, destacó los resultados: » Sabemos que falta por avanzar, pero hoy nuevamente destacamos el trabajo logrado en la región, ya que, a pesar de todas las dificultades climáticas y geográficas de la Patagonia, por primera vez en el año 2020 la cantidad de horas sin suministro estuvo mejor que el promedio nacional. Es un continuo trabajo junto a la SEC y la empresa eléctrica Edelaysen en estos últimos años, que se traducen concretamente en mejores índices de servicio, y que esperamos seguir mejorando año a año».

La autoridad respaldó el trabajo realizado por la distribuidora, especialmente en «los avances de proyectos de electrificación rural en Valle Simpson y Puerto Raúl Marín Balmaceda, donde llegaremos con energía eléctrica 24/7».

La alcaldesa (s) de Aysén, Felisa Ojeda, también reconoció estas mejoras en los indicadores. «Por largo tiempo tuvimos que reclamar la cantidad de cortes intermitentes. Ellos se han reducido, y tenemos confianza en que vamos a seguir con esta política de responder de manera rápida a la gente y a los dirigentes principalmente».

Edelaysen

Leonardo Morán, gerente zonal de Edelaysen, afirmó que «a diciembre de 2020, las 10 comunas donde distribuimos cumplen con el estándar exigido por la autoridad reguladora».

Moran explica que esta mejoría responde «al cumplimiento del plan de inversiones en redes y tecnología, con la construcción de nuevas líneas para reforzar e interconectar su sistema; la instalación de equipos de maniobra a distancia que permiten restituir el suministro desde su centro de control; la construcción de sistemas de respaldo que dan autonomía a las comunas ante un corte masivo, además de intensivos planes de mantenimiento y control de la vegetación que afecta las redes. A la fecha la distribuidora ha materializado el 91% de la inversión comprometida para el periodo 2018- 2021».

«Sin duda hemos avanzado mucho y hoy estamos mejor que la media de las regiones de Chile, lugar que nunca habíamos alcanzado, no obstante también sabemos que nos falta para llegar a cumplir las expectativas de la comunidad y por lo mismo seguiremos avanzando en el desafío diario de generar energía limpia, segura y estable para las familias ayseninas, a pesar de las complejidades del clima y geografía de nuestra región», sentenció el ejecutivo.

Actualmente la red instalada por la empresa supera los 3.460 kilómetros, con más 201 equipos de maniobra automática, «permitiendo disminuir en pocos minutos la cantidad de clientes afectados por una interrupción, al transferir los consumos entre alimentadores».

«Con la implementación de mayor tecnología e inteligencia en las redes, durante el 2020 Edelaysen logró que el 85% de sus clientes que fueron afectados por una interrupción tuvieran recuperado el suministro antes de 30 minutos», indicó la distribuidora.