La Asociación de Concentración Solar de Potencia (ACSP) sigue de cerca la discusión en torno al llamado gas inflexible en el sector energético, con una posición directa: esta figura es una «distorsión al mercado eléctrico», asegura a ELECTRICIDAD Cristián Sepúlveda, gerente ejecutivo del gremio.

A su juicio, con el costo variable cero asociado a esta condición, las centrales a gas «proveen la flexibilidad y complementación de las ERV sin mérito económico real, no dejando en evidencia la real necesidad de nueva infraestructura renovable que proporcione dicha flexibilidad y complementación» dentro del Sistema Eléctrico Nacional.

Visión

¿Cuál es la situación actual sobre el llamado gas inflexible en la operación del sistema eléctrico?

El gas inflexible es una grave distorsión al mercado eléctrico. Si bien la idea original de la norma técnica era regular aquellas situaciones excepcionales asociadas al suministro de GNL, tales excepcionalidades se han transformado en habitualidades. Han sido masivas las declaraciones de gas inflexible en el SEN, con lo cual ingresa mucha energía al sistema con costo variable cero, esto es, con un despacho artificialmente económico, lo que lógicamente hace bajar el costo marginal promedio del sistema, distorsionando con ello la señal económica del mercado. Además, esta situación prioriza la generación con gas inflexible por sobre fuentes ERNC que tienen costos variables sobre cero, lo cual no sólo desincentiva la inversión en dichas fuentes renovables, sino que también esta situación va en la dirección contraria hacia el logro de la carbononeutralidad. Por último, podemos señalar que no es posible que una norma técnica “transitoria”, hoy por hoy regule una actividad económica.

¿Qué le parece la propuesta dada hasta ahora por la CNE en el tema?

La inflexibilidad de la norma continúa favoreciendo el despacho de generación con gas, atribuyendo características de flexibilidad en la generación y complementación a las energías renovables variables (ERV). Si bien la generación con gas es flexible y complementa a las ERV, estos atributos también pueden ser proporcionados por energías renovables continuas, tales como la Concentración Solar de Potencia y la geotermia, entre otras, pero con méritos económicos (costo variable) más competitivos que el costo variable real de la generación con gas. Con el costo variable cero asociado a la inflexibilidad, las centrales a gas proveen la flexibilidad y complementación de las ERV sin mérito económico real, no dejando en evidencia la real necesidad de nueva infraestructura renovable que proporcione dicha flexibilidad y complementación en el SEN. De esta forma, la inflexibilidad del gas continúa distorsionando la señal económica de nueva inversión en infraestructura de generación.

A su juicio, ¿de qué forma se puede avanzar hacia una solución equilibrada en este tema?

Estableciendo en la regulación que la inflexibilidad del gas ocurra sólo en verdaderos casos excepcionales, sin que ello atente contra la inversión en nueva infraestructura renovable, y sin que ello desplace el despacho eléctrico de la actual infraestructura renovable. La regulación debe dar señales de certeza a todos los actores del mercado en igualdad de condiciones, teniendo en consideración que la transición energética es hacia la carbono neutralidad, lo cual no se apalanca con el uso de combustibles fósiles como el gas.

¿Cree que terminar con esta figura podría afectar la competitividad del gas?

En realidad, esta figura atenta contra la competitividad de las ERNC. Si bien es entendible que el suministro de GNL tenga dificultades logísticas asociadas a la programación de buques y a la capacidad de regasificación y almacenamiento, es importante considerar que cada industria tiene sus dificultades particulares, de diferente índole, lo cual afecta la competitividad de cada negocio. Sin embargo, las dificultades de un negocio no pueden distorsionar al mercado perjudicando la competitividad de otros negocios. En este sentido, cada negocio debe hacerse cargo de sus propias dificultades para lograr su competitividad en el mercado, sin que esto vaya en contra de la sana competencia. De lo contrario, se estaría favoreciendo la competitividad de un negocio en desmedro de otros negocios, que es justamente lo que ha estado ocurriendo.

¿Cree que el estudio del Coordinador Eléctrico sobre proyecciones de consumo ayude en este tema?

Sin duda que el estudio del Coordinador sobre proyección de generación con GNL es una contribución a mejorar la metodología para estimar los volúmenes de gas necesarios para el SEN, considerando los horizontes de tiempo, planes de obras, parámetros de operación, condiciones hidrológicas, niveles de demanda, entre otros aspectos, para los respectivos modelos de optimización y proyección del sistema. Sin embargo, pese a la mayor depuración de las proyecciones de gas, estructuralmente la norma técnica continúa con un esquema de aplicación similar en cuanto a la inflexibilidad de las centrales a gas, lo cual continuará repercutiendo inadecuadamente en la señal económica del despacho y en la señal económica de nueva inversión, siendo especialmente perjudicadas las energías renovables continuas.