Un rol destacado jugó la digitalización en poner en la delantera al país al reforzar el sistema eléctrico troncal comparado con otros países de la región, según señala Mauricio Mazuela, gerente general de Hitachi ABB Power Grids, quien además destacó que Chile se ha preocupado desde hace más de una década de fortalecer su red eléctrica invirtiendo más de US$5 billones y sigue avanzando, introduciendo la digitalización en la red para proporcionar una mayor transparencia en la cadena de valor.

Según el ejecutivo, la pandemia «ha contribuido a acelerar la adopción de tecnología. No vemos, ni esperamos ningún retroceso en ese curso, producto de los acontecimientos actuales, muy por el contrario».

Además, aclaró que tanto generadoras, transmisoras como distribuidoras «han estado preocupadas de mantener una inversión en renovación de equipamiento crítico y mantener operativas sus instalaciones».

«Como país hemos reforzado el sistema eléctrico troncal, por lo que estamos a la delantera comparado con los países de la región, y estamos llegando casi a un 30% de generación renovable no convencional. Los estándares de calidad y exigencia que nuestro sistema eléctrico demanda, han tenido una eficacia y robustez demostrada. Para el 2050 se espera que las plantas solares fotovoltaicas y eólicas contribuyan con un 53% de la matriz energética», afirma.

Adicionalmente, dijo que en este punto la digitalización de la red es igualmente importante para proporcionar una mayor transparencia en toda la cadena de valor, construyendo un sistema inteligente que incorpore el monitoreo de activos (incluyendo aquellos críticos como los transformadores), la evolución del comportamiento de los consumidores y las nuevas cargas de demanda.

Internet Industrial de las Cosas

La compañía cuenta con una plataforma llamada «Lumada» que es una arquitectura abierta y adaptable que simplifica la creación y personalización de soluciones para el Internet de las Cosas en empresas y mercados industriales.

Además, incluye soluciones y servicios para la seguridad pública, ciudades inteligentes, energía renovable, construcción, minería y transporte inteligente, entre otros campos. Cada uno de ellos orientado a la creación de sistemas capaces de comunicarse, almacenar y analizar los datos generados, una solución que acelera la digitalización de las industrias.

«Trabajamos con clientes de todos los sectores de servicios públicos, industria, transporte e infraestructura para co-crear soluciones digitales innovadoras que puedan garantizar una transición energética sin problemas, entre otros desarrollos. Estamos justo en el centro de la integración y la electrificación, listos para contribuir en este proceso y en la digitalización de la industria en general», asegura.