Durante el primer trimestre de 2021, AES Andes registró un Ebitda de US$340 millones, siendo un aumento de US$178 millones respecto a igual periodo de 2020, mientras que la utilidad neta fue de US$176 millones, lo que se traduce en un incremento de US$100 millones respecto a igual periodo el año anterior.

En los resultados se destaca la variación positiva en la filial AES Colombia, producto de la normalización de las operaciones de la central hidroeléctrica Chivor luego de haber culminado exitosamente el proyecto de extensión de la vida útil del reservorio en más de 50 años. El mejor desempeño en AES Chile, por su parte, está relacionado principalmente con el reconocimiento de ingresos por el término anticipado de contratos de la subsidiaria Angamos.

El CEO de AES Andes, Ricardo Falú, destacó que la compañía «sigue encaminada a paso firme en el logro de sus objetivos, consistentes en que más de la mitad de la capacidad instalada y dos tercios del Ebitda provengan de generación renovable al 2024, al mismo tiempo que fortalece su grado de inversión».

En cuanto al proceso de descarbonización, Falú resaltó que «gracias al avance en la ejecución de nuestra estrategia, para fines de 2024 el 72% de nuestra capacidad a carbón estará apagada, vendida a terceros, o desvinculada de compromisos comerciales o financieros, proporcionándonos la flexibilidad para proceder a su cierre en la fecha más temprana que el sistema lo permita».