Un acuerdo de cooperación para desarrollar hidrógeno verde acordó la empresa EDF y la Corporación Estatal Rusa de Energía Atómica (Rosatom), cuyo objetivo es impulsar iniciativas en los sectores de movilidad y descarbonización de complejos industriales.

La energía del hidrógeno es una de las prioridades de investigación y desarrollo (I+D) de Rosatom, sobre la base del potencial científico y tecnológico para la producción de hidrógeno que tiene la industria de la energía nuclear rusa, tanto por electrólisis como por conversión de metano con tecnologías de captura y almacenamiento de CO2.

«La ambición de Rosatom es producir y almacenar hidrógeno descarbonizado y participar en proyectos piloto en Rusia y en todo el mundo. El desarrollo de la tecnología del hidrógeno jugará un papel fundamental para ayudar a lograr el objetivo del Acuerdo Climático de París de limitar el calentamiento global a no más de +2° Celsius para 2100. En 2019, EDF fortaleció su compromiso con la transición energética al crear Hynamics, una subsidiaria destinada a convertir a la compañía francesa en un actor clave en el sector del hidrógeno verde en Francia y a nivel internacional», se destacó en el acuerdo.

Para Béatrice Buffon, vicepresidenta ejecutiva del Grupo a cargo de la División Internacional de EDF, «el acuerdo con el Grupo Rosatom, nuestro socio histórico en Rusia y uno de los actores clave del país en el campo del hidrógeno descarbonizado, ilustra el deseo de EDF de desarrollar una nueva energía modelo con menores emisiones de CO2 dondequiera que operemos».

Kirill Komarov, primer director general adjunto de Desarrollo Corporativo y Negocios Internacionales de Rosatom, por su parte, afirmó que Rosatom «ha impulsado la generación de energía libre de carbono y nuestros proyectos no están limitados por nuestra amplia capacidad nuclear,, por lo que estamos listos para convertirnos en uno de los actores clave en el mercado emergente mundial de producción, transporte y consumo de hidrógeno».

«En el contexto de los objetivos globales de descarbonización, el hidrógeno como fuente de energía es un tema de gran importancia para la cooperación internacional. Estoy seguro de que nuestra colaboración con EDF dará como resultado sinergias significativas y nos permitirá llevar a cabo proyectos conjuntos de hidrógeno, no solo en Rusia y Francia, sino que también a nivel Mundial», agregó el ejecutivo.