El último año ha sido difícil para varias industrias y empresas de distintos sectores, pero el sector energético se ha mantenido fuerte y los niveles de contratación no han ido a la baja, según lo afirma el presidente de la Asociación Gremial de Empresas de RRHH de Chile (AGEST), Gonzalo Rivera.

El ejecutivo señala a ELECTRICIDAD los desafíos del sector energético y minero, específicamente en cómo se han desarrollado las áreas de trabajo y reclutación de personal para estos sectores.

La AGEST cuenta con 22 empresas asociadas, donde actualmente tienen en el mercado a 65.000 personas aproximadamente con contratos formales de trabajo y otorgan mensualmente 15.000 nuevos puestos a nivel país en distintos tipos de industrias.

¿Cuáles son las principales iniciativas en las que se ha trabajado en el área de minería y energía?

La energía representa un 10% y la minería un 5% de nuestras contrataciones. Nuestras empresas asociadas están en estas áreas hace mucho tiempo, otorgando básicamente los servicios transitorios y servicios de outsourcing. Todo este tipo de servicios está amparado bajo la ley 20.123 que opera desde 2007 y da el respaldo jurídico a esta actividad. Dependiendo del tipo de trabajo nos hacemos cargo de los procesos productivos, encargándose del transporte de los empleados al área de trabajo, junto con el tema de vuelos, alojamientos, ETP, y otra serie de conceptos que están involucrados dentro de esto.

¿Cómo han apoyado la inserción laboral durante la pandemia?

Nosotros trabajamos con procesos digitalizados, en estos tiempos de pandemia se ha hecho difícil generar algunas gestiones y procesos en forma presencial, por lo mismo tenemos contratos de trabajo digitales, donde al trabajador le llega un correo electrónico y por esta vía puede firmar con huella digital en su celular el contrato. Eso trae ventajas y potencialidades para facilitar los procesos. El reclutamiento y selección se ha hecho de forma digital, con plataformas que permiten las entrevistas con este método. Todos estos medios tecnológicos han facilitado los procesos de contratación y los demás procesos involucrados en esta área.

La experiencia que hemos tenido en energía es que el rubro no se ha visto sumamente afectado por la crisis que hemos tenido en los últimos meses, tanto en el tema social como de la pandemia. los procesos han seguido fuertes y los niveles de contratación también se han mantenido, replicando esto en la minería. En esta área, los procesos no se han visto afectados, más que nada por el precio de la libra de cobre. Eso también implica que proyectos que estaban detenidos hoy están funcionando, proyectos que en el pasado no eran rentables hoy sí lo son y se han generado puestos de trabajo y se mantiene como una actividad muy pujante.

¿En qué áreas se ha podido generar mejor empleabilidad?

Se han desarrollado muchos proyectos de energía limpia que están progresando a lo largo de todo el país. Hoy las energías verdes están tomando fuerza y no sólo en proyectos de entidades públicas, sino también de empresas privadas que están cerrando convenios con generadoras de energías. Las mineras están cerrando contratos con con empresas de tecnologías limpias, involucrando todo el desarrollo que incluye el tema del agua desalinizada. La minería se está volcando hacia eso y ha habido un desarrollo importante, que se traduce en que las empresas nos solicitan personal altamente calificado, gente de perforaciones, arqueólogos, ingenieros mecánicos, eléctricos, prevencionistas de riesgos y otros cargos que van de la mano con eso.

Gonzalo_Rivera_AGEST

¿Qué desafíos se han presentado?

La actividad continúa y es pujante, por lo cual, lo que está ocurriendo a nivel país es que hay una dificultad para llenar algunas vacantes. No se saben bien los motivos, algunos actores económicos dicen que se deben al primer retiro o al segundo. Nosotros creemos que es una parte de las causales, pero también se lo asignamos a la pandemia.

Hay mucha gente que tiene temor a reintegrarse al mercado laboral por el tema de la pandemia, porque tienen miedo a contagiarse y la dificultad de acceder a una buena atención médica en caso de que uno se enferme. Eso ha hecho que la gente postergue la decisión de trabajar, también lo vimos en el sector especializado, y hemos tenido que recurrir a distintos tipos de motores de búsqueda y otros mecanismos de selección de personal. Tenemos 11,2% de desempleo a nivel país -que involucra a más de un millón de personas-, pero cuando queremos buscar gente no tenemos y ahí es donde se produce una paradoja.

¿Cuáles son las proyecciones que tienen para lo que resta del año?

Las proyecciones son muy buenas, ya que estamos hablando de áreas económicas que no se han visto tan afectadas por el tema país (tema social y pandemia). Hay áreas de la economía como el turismo, hotelería y retail que si se han visto complicadas por estos temas. Esta área no se ha visto mayormente afectada y hay grandes proyectos de desarrollo, además el precio del cobre y el desarrollo de energía limpia en Chile que es un caso destacable a nivel mundial. Nadie piensa en un desarrollo de energía con carbón, Chile hoy es el líder a nivel latinoamericano en desarrollo de energía limpia, la cantidad de proyectos que hay es digno de mérito y destacable.