El Grupo Saesa puso en servicio la primera subestación digital de Chile, la cual se ubica en la localidad de Remehue, en la Región de Los Lagos, marcando también un hito en la digitalización dentro de la distribución eléctrica.

Se trata de una subestación seccionadora de 66 kV de 100 MVA, donde se incorpora tecnología que permite recolectar información de los equipos de alta tensión en formato digital y enviarlas mediante fibra óptica a los sistemas de control y protecciones.

Instalación

Pablo Jaramillo, jefe de Servicio al Cliente de Saesa, planteó la importancia de «ir avanzando en nuevas e innovadoras tecnologías que mejoren nuestros procesos de distribución de energía, fomentando el cuidado al medioambiente y, por supuesto, entregando un servicio de calidad a nuestros clientes, sobre todo, en tiempos de pandemia donde la continuidad del suministro eléctrico es vital».

El ejecutivo explicó que la finalidad de esta nueva tecnología es robustecer el sistema con nuevas tecnologías que permitan manejar de manera más eficiente la red en caso de fallas. «Nos enorgullece ser la primera ciudad del país que cuenta con esta tecnología. Al digitalizar, implementamos innovación y agilidad en los tiempos de respuesta, porque nuestra principal preocupación es mantener continuo el suministro para nuestros clientes», afirmó.

Esto también fue destacado por Marcelo Matus, gerente de Transmisión del holding: «Para el Grupo Saesa, la innovación es uno de los ejes fundamentales para mejorar la calidad de vida de las personas y contribuir al desarrollo sustentable del país. Entregar energía confiable y segura, es lo que mueve nuestro trabajo, en todos sus ámbitos y, por supuesto, en el de transmisión. El trabajo que realizamos cada día se fundamenta en un profundo compromiso con nuestros clientes, el cuidado y desarrollo de nuestros trabajadores y la modernización de la industria eléctrica en Chile, por lo que la puesta en marcha de esta subestación confirma nuestro compromiso».