Un aumento de 4,6% de la demanda mundial de energía para este año proyecta la Agencia Internacional de la Energía (AIE), donde el petróleo y el carbón mostrarán una recuperación, al igual que el gas natural (3,2%) y el consumo eléctrico (4,5%), impulsados principalmente por China y la región asiática, según se indica en el «Global Energy Outlook 2021» mostrado por el organismo.

 

«Se prevé que la demanda mundial de energía aumente un 4,6% en 2021, más que compensando la contracción del 4% en 2020 y empujando la demanda un 0,5% por encima de los niveles de 2019. Casi el 70% del aumento proyectado en la demanda mundial de energía se encuentra en los mercados emergentes y las economías en desarrollo, donde se prevé que la demanda aumente un 3,4% por encima de los niveles de 2019. El uso de energía en las economías avanzadas está en camino de estar un 3% por debajo de los niveles anteriores a Covid», se indica.

Sobre la electrificación de los consumos, el organismo proyecta que la demanda aumente un 4,5% en 2021, o más de 1000 TWh. «Esto es casi cinco veces mayor que la caída en 2020, consolidando la participación de la electricidad en la demanda final de energía por encima del 20%. Casi el 80% del aumento proyectado de la demanda en 2021 se encuentra en las economías de mercados emergentes y en desarrollo, y la República Popular China (“China”) representa la mitad del crecimiento mundial, mientras que la demanda en las economías avanzadas se mantiene por debajo de los niveles de 2019», se agrega.

Energías renovables

Las energías renovables, por su parte, tendrían un crecimiento de 3%, donde la tecnología solar lo haría en 18% y la eólica en 17%, mientras que su participación en la generación bruta a nivel mundial pasaría del 27% del año pasado a 30%.

«La demanda de energías renovables creció un 3% en 2020 y se prevé que aumente en todos los sectores clave (energía, calefacción, industria y transporte) en 2021. El sector eléctrico lidera el camino, con su demanda de energías renovables en camino de expandirse en más de 8 %, hasta alcanzar los 8.300 TWh, el mayor crecimiento interanual registrado en términos absolutos», se sostiene.

Y se añade: «Se espera que la energía solar fotovoltaica y la eólica contribuyan con dos tercios del crecimiento de las energías renovables. Se prevé que la participación de las energías renovables en la generación de electricidad aumente a casi el 30% en 2021, su participación más alta desde el comienzo de la Revolución Industrial y desde menos del 27% en 2019».

Si bien en el  documento se indica  que las emisiones globales de CO2 cayeron 5% en 2020, se espera que este año aumenten 4,8% debido al mayor consumo de petróleo, carbón y gas natural.