El director general de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), Francesco La Camera, reafirmó las estimaciones que tiene el organismo respecto al impacto que puede generar la inversión en energías renovables a nivel mundial, precisando que un monto de US$6 billones podría crear 5,5 millones de ocupaciones adicionales en 2023.

El ejecutivo participó en VIII Encuentro Anual de las Energías Renovables, que realiza la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera A.G.), donde su presidente, José Ignacio Escobar, resumió el panorama energético del año 2020 en el país.

El ejecutivo puntualizó que Chile «tiene las condiciones geográficas, humanas, de proyección de largo plazo, de sistema regulatorio, de capacidad de financiamiento, de innovación, de las empresas, del sector público, las ONG, la sociedad civil, todos empujando juntos para definitivamente descarbonizar nuestra matriz eléctrica en un primer paso, pero apuntar más allá y descarbonizar nuestra matriz energética».

Según La Camera, el papel de la energía renovable en la generación de beneficios sociales, económicos y ambientales es clave, por lo que indicó: “Lo que necesitamos es conectar la respuesta a corto plazo de la pandemia con el objetivo a mediano/largo plazo del escenario de energía renovable».

Asimismo, se refirió a estos tiempos de incertidumbre económica a lo que lo complementó ejemplificando: “Estimamos que si invertimos 6 billones de dólares (USD), se va a doblegar la inversión actual. Esto significa crear 5.5 millones de trabajos adicionales, el PIB va a aumentar cerca de un 1% por año en promedio”.

También indicó que para que esto se pudiera materializar, no solo por la inversión, sino que hay que brindar los beneficios y las políticas adecuadas, precisando que «no solo estamos reemplazando un combustible con otro, estamos creando un nuevo sistema, por lo que las políticas deben estar en el centro de la transición energética (…) La estructura del mercado tiene que ser reformada, porque el mercado está hecho para que encaje a los sistemas de energía que estaban basado en combustibles fósiles, ahora nos estamos moviendo a un sistema diferente».