El Informe Conjunto de Agencias SB100 establece un objetivo para 2045 de suministrar toda la electricidad minorista vendida en California y también, estableciendo la necesidad de que las agencias estatales utilicen recursos renovables y sin carbono, como la energía solar y eólica que no emiten gases de efecto invernadero que alteran el clima.

En este escenario, el vicepresidente de la Asociación Chilena de Energía Solar (Acesol), David Rau, comenta a ELECTRICIDAD las principales innovaciones de esta legislación y la forma de implementarla en Chile, donde el ejecutivo asegura que aún hacen falta diversos estudios técnicos en torno a los diferentes efectos de tecnologías, normativas y estructuras de mercado para poder replicar el modelo en nuestro país.

Análisis

¿En qué consiste la reciente legislación de California de innovación energética?

El reporte recientemente publicado se realiza dentro del marco del «The 100 Percent Clean Energy Act of 2018» de California donde se busca que toda la energía eléctrica vendida a nivel de la comercialización sea renovable hasta el año 2045. También exige la elaboración de un reporte interagencial, sobre cómo lograr esta meta, el avance tecnológico y las políticas públicas necesarias. Este reporte se publicó por primera vez en 2021 y será actualizado cada 4 años.

¿Se podría replicar esta legislación en Chile?, ¿qué se necesita?

En primera instancia necesitamos metas más ambiciosas y concretas. En el pasado, la energía renovable ha demostrado que las metas públicas quedan cortas y son cumplidas años antes de lo proyectado. Esto no es una señal de cumplimiento de las metas, sino un indicador de que nuestras metas están mal seleccionadas y no son lo suficientemente ambiciosas.

En segundo lugar, necesitamos que las metas sean más concretas. Hoy por ejemplo se habla de los beneficios de la generación distribuida, de la generación a pequeña escala, cerca del consumo y sin grandes impactos ambientales pero no tenemos ninguna meta exacta que pida una participación y un desarrollo concreto de estos proyectos. Hay consenso de las ventajas pero no hay voluntad política para realmente apoyar la generación distribuida y fijar las metas concretas.

Es muy importante destacar que el Energy Act solicita la elaboración de este reporte interagencial, ya que es el medio para poder contar con los medios técnicos para cumplir las metas en el mejor interés de los participantes y consumidores. 

En Chile nos hacen falta diversos estudios técnicos en torno a los diferentes efectos de tecnologías, normativas y estructuras de mercado. No podemos tomar decisiones a nivel de la política pública sin contar con el respaldo técnico mínimo que permite entender los efectos reales como beneficios y costos. Hoy en día las asociaciones se ven continuamente en la necesidad de elaborar reportes y estudios a cuenta propia, lo cual puede generar un desequilibrio en los análisis.

Además, algo principal para rescatar es el resultado del reporte. Declara que efectivamente es factible lograr un 100% de renovables hasta 2045 y esto será respaldado triplicando la potencia solar y eólica instalada y aumentar en un factor de 8 la capacidad instalada en baterías. Tal como hemos visto en el reporte “Rethinking Energy 2020-2030” se vuelve a confirmar que una generación renovable al 100% a mediano plazo es posible con solar, eólica y baterías.

El aumento de costo que se estima considerando el crecimiento de potencia es de 6% y será probablemente neteado por el menor costo de generación. Se recomiendan estudios adicionales para definir mayores detalles.

Considerando la iniciativa de California, ¿se podría considerar más adelante en el Programa Casa Solar?

Casa Solar es un gran programa para incentivar y apoyar el mercado residencial solar y apoyar a familias en la incorporación de sistemas solares en sus casas. Específicamente considerando la falta de compromisos claros a nivel de la generación distribuida, se hace necesario un plan estratégico y metas concretas para este segmento.

Limpiando las estadísticas del crecimiento net billing, se puede observar que el crecimiento se apoya principalmente en los proyectos comerciales e industriales. El sector residencial cuenta con tasas de crecimiento menores y todavía no logra una masificación. 

Es clave que entendamos los beneficios de la generación residencial a nivel sistémico y a nivel de empoderamiento de los consumidores. 

El financiamiento de sistemas solares se mantiene como la principal barrera y tenemos que seguir buscando formas a nivel público y privado de cómo superarla. Casa Solar es un importante iniciativa para las familias chilenas y el sector pero necesitamos complementarlo con proyectos más estructurados y con una política más ambiciosa y concreta a nivel de la generación distribuida.