La Agrupación de Municipios Libres envió una carta al Presidente de la República, Sebastián Piñera, en que se propone enviar un proyecto de ley que extienda el plazo, hasta el 31 de diciembre de este año, para prohibir la interrupción del suministro de los servicios sanitarios, de electricidad y de gas de red.

Además se plantea ampliar el número de beneficiarios de la norma, de 60% a 80% de los hogares con mayor vulnerabilidad, de acuerdo con el Registro Social de Hogares, o que presenten una disminución de ingresos superior a 20%.

Otras propuestas

Otra medida propuesta en la misiva firmada por el presidente de la organización, Mauro Tamayo, es «iniciar un proceso de negociación entre las empresas concesionarias y el Estado, con el objetivo de que este último asuma parte de la deuda y la industria renuncie a parte de sus utilidades, con el fin de disminuir la deuda de loa hogares y viabilizar su pago por parte de los ciudadanos».

También se señala la necesidad de generar un subsidio permanente, «al igual como el que existe para los servicios de agua potable en el suministro eléctrico y de esta manera alivianar a cientos de miles de personas que no logran solventar esta necesidad básica».

Según el análisis de la organización, «cerca de 1,3 millones de chilenos y chilenas presentan deuda en el pago de servicios básicos de luz, gas de red o agua potable, amparados en el resguardo de la Ley Nro 21.249 y sus disposiciones que permiten la continuidad del servicio ante la existencia de incumplimiento en el pago, cuya vigencia expira el presente 05 de mayo. Esto genera una situación de incertidumbre, que puede afectar gravemente a miles de personas acrecentando su impacto en las familias más vulnerables».