A través de una alianza con Flux Solar -filial de Copec-, Salfa instaló un sistema de 432 paneles solares en su sucursal de Paine, Región Metropolitana, el cual tiene una capacidad de generación anual de 363.527 kWh, lo que les permitirá alimentar en 100% a dos edificios con una superficie total de 3825,5 metros cuadrados.

«Elegimos innovar con la instalación de techos solares, 432 paneles, porque nos permite avanzar en una propuesta de valor más sustentable para nuestros clientes y para el medioambiente. Así mismo, esta decisión también es un paso en la eficiencia de nuestra operación, a través de una inversión que, más pronto que tarde, evidenciará la conveniencia de avanzar en el uso de estas energías», afirma Carlos Fabres, gerente general de Salfa.

La implementación del sistema fotovoltaico se realizó de acuerdo con la Ley de Net Billing, o Ley 21.118, que establece que los clientes pueden autogenerar energía a través de sistemas de Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

Leonardo Ljubetic, gerente Corporativo de Desarrollo y Gestión de Copec, destacó que esta iniciativa apunta hacia «la descarbonización, la digitalización y la descentralización de la matriz, poniendo a disposición de nuestros clientes una oferta integral de soluciones que incluye no solo generación, sino que también almacenamiento y comercialización de energías renovables. Esto con el objetivo de seguir impulsando el proceso de transición energética necesario para enfrentar los desafíos ambientales del presente».

Por su parte,, David Rau, gerente general de Flux Solar, asegura que «la alta rentabilidad de los sistemas de energía solar es una alternativa de inversión muy interesante debido a que representan un activo sustentable de poco riesgo y con atractivas tasas de retorno, estables durante un largo plazo. Los clientes pueden elegir entre varios modelos de negocio que ofrecen hasta opciones con cero inversiones y cero riesgos tecnológicos, en caso de los sistemas ESCO (energía como servicio)».

En el caso de Salfa Paine, el sistema de autogeneración fotovoltaico, cubrirá el 100% del consumo y además permitirá entregar excedentes de energía a la red. El proyecto busca potenciar el uso de las energías limpias dentro de la industria automotriz, transporte y maquinaria, integrando en este caso tecnologías sustentables de generación solar fotovoltaica para disminuir sus emisiones de CO2 en 203 toneladas por año, equivalentes a plantar 5.000 árboles.