El sector industria y minero han adelantado la implementación de los Sistemas de Gestión de Energía (SGE) que se incorporan en la nueva Ley de Eficiencia Energética, siendo los reglamentos de la normativa uno de los próximos desafíos que aprecia el sector privado en esta materia.

Así lo señaló el director ejecutivo del Centro de Medio Ambiente y Energía de Sofofa, Jorge Cáceres, durante el seminario online «Ley de Eficiencia Energética y Sistemas de Gestión de la Energía», que contó con la colaboración del Ministerio de Energía, la Agencia de Sostenibilidad Energétic (AgenciaSE), la Sofofa y el Consejo Minero.

Según el representante del gremio industrial, «la ley propone una serie de desafíos al sector industrial, también al sector minero y en realidad a los distintos rubros del país. Hay desafíos relevantes como los reglamentos que materializan su implementación, pero sabemos y estamos muy contentos de que ya hay muchas empresas, particularmente en Sofofa y en el sector minero, que se han adelantado y que ya han implementado sistemas de gestión de la energía».

En el evento también se mostraron experiencia en eficiencia energética. Enrique Donoso, gerente de Bioenergías Forestales, relató el caso de CMPC, donde se anota un consumo total de 36.920 GWhe al año (cerca del 50% de consumo eléctrico en Chile al año), por lo que se han implementado los Sistemas de Gestión de la Energía «en todos los procesos y dentro de la diversidad de energéticos que se utilizan, un 75% corresponde a Biocombustibles».

Por su parte, el gerente corporativo de Antofagasta Minerals, Andrés Rivas, señaló que esta empresa del sector minero tiene el  compromiso de reducción de gases de efecto invernadero, «particularmente en los de alcance 1 y alcance 2, ligados a los combustibles y a la energía eléctrica. De tal manera de reducir en 300.000 toneladas la emisión de GEI, respecto del año 2017».

Servicios

Mónica Gazmuri, gerente de Anesco Chile A.G., se refirió a la oferta gremial de servicios relacionados a EE, autoconsumo, el modelo ESCO, como también en SGE y su vanguardia de implementación en Chile. Destacó el compromiso por dar certeza al mercado y a las personas, por lo que sumado a la capacidad técnica, el gremio ha trabajado muy fuerte sus valores de ética profesional, libre competencia y transparencia.

La ejecutiva agradeció el compromiso y la participación del Sofofa y del Consejo Minero en este evento de difusión de los SGE, dado que «el poder y liderazgo que tendrán las grandes empresas es muy relevante para el país para hacer frente al cambio climático y reducir emisiones. Esperamos quede plasmado en mejoras de sus procesos y en cifras positivas en sus reportes de sustentabilidad a fin de cada año».

Proyecciones

De acuerdo con lo expuesto en el seminario, para 2030 se espera un ahorro acumulado de US$15.200 millones y una reducción de 28,6 toneladas de CO2.

Uno de los objetivos de la normativa es alcanzar el objetivo de carbono-neutralidad a 2050, donde la eficiencia energética puede contribuir con cerca del 35% en la reducción de emisiones.

El consumo de energía de nuestro país está dividido en tres sectores; Industria y Minería representa aproximadamente un 38% del consumo final; Transporte con un 36%; y el sector Residencial, Comercial y Público representa un 22%. Por eso se consideran estos tres sectores, para que avancen en materia del buen uso de la energía.

Se espera que la aplicación de esta ley permitirá, a 2030, una reducción de intensidad energética de 10%, un ahorro acumulado de US$15.200 millones y una reducción de 28,6 millones de toneladas de CO2.

Las empresas que cumplan con los criterios que defina el Ministerio de Energía mediante decreto (exceptuando Pequeñas y Medianas Empresas), y todas las empresas que consuman más de 50 Tcal, deberán reportar anual sus consumos de energía al Ministerio de Energía.

Aquellas empresas que consuman más de 50 Tcal serán considerados como Consumidores con Capacidad de Gestión de Energía, quienes deberán implementar un sistema de gestión de la energía (SGE), los cuales deberán ser informados y podrán ser auditados.

El Ministerio de Energía elaborará un informe público anual con los resultados de los consumos informados y los Sistemas de Gestión de Energía implementados.

La ley establece que en un plazo de 6 meses se debe publicar el decreto con los criterios para empresas que deban reportar sus consumos, pero se espera publicar dicho decreto al tercer mes desde que se publique la ley.

Además, se define un plazo máximo de 12 meses para dictar el reglamento asociado al artículo 2, lo que se espera cumplir al mes 5 desde la publicación de la ley.