La Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera A.G.) acordó una alianza con la Iniciativa Paridad de Género (IPG Chile) con la finalidad de establecer una instancia de colaboración que permita la generación de herramientas para el logro de los objetivos en esta materia, a fin de trabajar en la elaboración de un estudio de análisis de equidad de género que sistematizará la información de diversas empresas del sector y otros rubros para avanzar en este ámbito.

El director ejecutivo del gremio, Carlos Finat, destacó la importancia de derribar las barreras existentes para las mujeres que ingresan a la industria: «La evidencia muestra que, con el ingreso de más mujeres al mundo laboral, mejora la productividad y mejoran en diversos aspectos las relaciones al interior de las organizaciones. En ACERA estamos convencidos que para lograr un planeta sustentable hay que trabajar en conjunto, los necesitamos a todos y a todas, el planeta no puede darse el lujo de industrias que discriminen de una u otra forma al 50% de la población, y para eso es necesario derribar todos los obstáculos que impiden el ingreso al mundo laboral que todavía existen para las mujeres en nuestro país, por eso nos sumamos a IPG Chile».

Acera adherió en 2017 a IPG Chile. Recientemente, tras asumir la dirección ejecutiva el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, IPG comienza una segunda y nueva etapa en la cual Acera adhirió nuevamente al desafío de reducir las brechas de género y aumentar la participación económica y el progreso de las mujeres en el mercado laboral en nuestro país.

La iniciativa busca alcanzar ese objetivo a través de 12 medidas, apuntando al cumplimiento de seis objetivos estratégicos: Aumentar la participación laboral femenina; Visibilizar y reducir las brechas salariales de género; Disminuir las barreras al ascenso femenino y aumentar su presencia en altos cargos; Generar acciones que aceleren la transformación cultural; Incentivar la adopción de prácticas corporativas que promuevan la igualdad y corresponsabilidad de género; y Promover la incorporación de nuevas medidas laborales que permitan colaborar en la prevención, detección y derivación de situaciones de violencia contra la mujer.

«Necesitamos incorporar una perspectiva y foco de género en todas las organizaciones de nuestro país, que responda al desafío de acortar las brechas existentes y alcanzar una participación equilibrada con las mismas oportunidades de desarrollo profesional para mujeres y hombres», comentó Francisca Hevia, Secretaria Ejecutiva de IPG Chile, al respecto.