La Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) está investigando el origen y las eventuales responsabilidades, tras la interrupción de suministro eléctrico que, anoche afectó a cerca de 950.000 hogares, de más de 20 comunas de la Región Metropolitana, lo que equivale a cerca del 35% del total de clientes de la zona.

Según los antecedentes preliminares recopilados por el organismo fiscalizador, la falla –cuya causa está siendo indagada– ocurrió a las 19:59 horas, en la Subestación Chena, propiedad de Enel. El servicio fue recuperado, en su totalidad, a las 20:52 horas, por lo que el corte tuvo una duración total máxima cercana a los 53 minutos.

Ávila

El superintendente Luis Ávila indicó que se están analizando «todos los antecedentes técnicos que les hemos solicitado a las empresas involucradas, para establecer las causas exactas de la falla. Por el momento, existen varias hipótesis, pero sólo el análisis técnico de los antecedentes nos entregará certezas acerca de que fue lo que ocurrió».

La autoridad dijo que las empresas eléctricas «deben contar con los recursos humanos y técnicos suficientes para responder a este tipo de emergencias, tanto para normalizar el servicio, como para prestar soporte a las familias que cuentan con un paciente Electro-dependiente, con hospitalización domiciliaria».

La SEC también indicó que se recibieron 984 reclamos por el corte de luz, precisando «que las y los usuarios que hayan sufrido algún daño en sus artefactos eléctricos, deben informarlo a la empresa distribuidora».