En línea con su compromiso con la reducción de emisiones de CO2, Engie Chile implementó el uso de nueve furgones eléctricos en la Central de Mejillones, ubicada en la Región de Antofagasta. 

Estos nuevos vehículos reemplazan a las anteriores camionetas diésel, lo que significa una reducción de 81 toneladas de emisiones de CO2 al año.

Hernán Romero, gerente Sitio Mejillones de Engie, explicó que “estos nueve vehículos eléctricos significan 81 toneladas de CO2 al año que hemos reducido en emisiones, y esto, si queremos hacerlo comparable, equivaldría a 4.050 árboles en el año”.

La iniciativa, que se suma a la estrategia de descarbonización de la compañía, tiene como objetivo concientizar a los colaboradores de la disminución de CO2 en vehículos.