La empresa transmisora Transelec destacó la conclusión de cuatro obras de infraestructura eléctrica para cuatro proyectos de generación que se han interconectado al Sistema Eléctrico Nacional durante los últimos meses:  los parques solares Río Escondido (145 MW), de Mainstream Renewable Power, y Atacama Solar (170 MW), de Sonnedix, en las regiones de Atacama y Tarapacá, además de los parque eólicos Malleco (273 MW), en La Araucanía, y Puelche Sur (153 MW), en Los Lagos.

Esto fue resaltado por Sebastián Fernández, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de la compañía, pues se enmarca en los resultados de los últimos cinco años, donde «más del 60% de la energía renovable instalada en los últimos 5 años en Chile ha sido conectada por nuestra empresa».

“El ingreso de 5.000 MW de energías renovables en los próximos años es una muestra más del tremendo potencial que tiene el país. Es tal la magnitud de los recursos limpios de tiene Chile que no solo tenemos que enfocarnos en el mercado nacional, sino que el país podría convertirse en un exportador de energía limpia y sustentable a la región”, explica el ejecutivo.

«Lo complejo de este escenario es que el desarrollo de la generación renovable avanza más rápidamente que el de la transmisión, por lo que “si se quiere acelerar el ritmo de ingreso de esas centrales al sistema, es necesario acelerar también el ritmo de los proyectos de transmisión, construir las nuevas líneas de transmisión con suficientes holguras, y para ello la planificación de largo plazo es clave», agregó el ejecutivo.