Las Direcciones Regionales de Antofagasta, Tarapacá y de Arica y Parinacota de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) informaron están monitoreando la recuperación del suministro eléctrico, junto con iniciar la investigación respectiva para determinar el origen exacto y las eventuales responsabilidades de los cortes de luz registrados este lunes en estas tres regiones del Norte Grande del país.

Según lo consignado por el organismo fiscalizador, se realizó un seguimiento a las acciones adoptadas por las empresas eléctricas para que, la reposición del suministro, se efectúe según lo establecido en la normativa vigente. Además, se han recopilado los antecedentes para establecer si existieron o no, contravenciones reglamentarias.

De acuerdo con los primeros antecedentes recopilados por la SEC, inicialmente se registró un corte de energía a las 12:05 horas de este lunes, por una falla al interior de la Subestación Crucero, propiedad de Engie, afectando a estas tres regiones, lo que dejó en su momento peak un total de más de 244 mil clientes sin servicio. A las 14:07 horas, se registró un segundo corte de suministro eléctrico en las regiones de Tarapacá y de Arica y Parinacota, que también está siendo indagado por la SEC, el que habría quedado totalmente recuperado, a las 14:14 horas.

Direcciones

Iván Lillo, director regional (s) de SEC Antofagasta, indicó que «se solicitó a las compañías eléctricas toda la información para iniciar la investigación y establecer las causas exactas de esta interrupción de suministro, las eventuales responsabilidades y posibles sanciones, en caso de confirmarse faltas a la normativa».

«Las empresas deben poseer los medios humanos y técnicos suficientes para responder, de forma rápida y oportuna, a emergencias como las registradas este lunes, para restablecer el servicio y disminuir el impacto en las y los usuarios, en especial pacientes Electro-dependientes, con hospitalización domiciliaria»,indicó la autoridad.

Junto a ello, el seremi de Energía de Antofagasta, Aldo Erazo, señaló que desde el inicio de la falla en la subestación Crucero, perteneciente a Engie, «hemos estado monitoreando y gestionando con la empresa distintas acciones para dar una pronta solución. Esta interrupción afectó a más 46.000 clientes de Calama y casi 9.000 de Tocopilla, por lo cual activamos el plan de acción para evitar que recintos críticos como hospitales y servicios básicos como la distribución de agua se vean afectados».