El biministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet anunció que la primera cartera actualmente estudia el potencial que tiene la Región de Antofagasta, para medir el potencial de la zona para producir hidrógeno verde con energía solar, señalando que «las regiones serán el corazón de la nueva industria. Nuestro norte será la capital del sol y nuestro sur la capital del viento, ambas zonas con condiciones ideales para producir el combustible del futuro».

Esta iniciativa busca replicar los positivos resultados obtenidos con el estudio que identificó y cuantificó el potencial eólico en la Región de Magallanes para producir hidrógeno, donde se podría llegar a generar el 13% de este recursosa nivel mundial, considerando que la generación eléctrica eólica anual estimada en Magallanes podría sobrepasar en 7 veces la generación eléctrica actual de la matriz eléctrica chilena.

Magallanes

La Región de Magallanes y de la Antártica Chilena posee uno de los mejores recursos eólicos a nivel nacional, alcanzando un potencial estimado en 126.000 MW.

Este potencial tiene directa relación con la capacidad de producción de hidrógeno con fuente renovable, pudiendo llegar a más de 10 millones de toneladas de hidrógeno verde al año. A modo de referencia, actualmente en Chile se producen cerca de 70.000 ton/H2 al año a base de gas natural, y en el mundo se producen 70 millones de toneladas de hidrógeno al año (Chile representa el 0,1%).

El estudio aplicó una metodología consistente en la superposición de datos relativos al factor de planta, con capas de información georreferenciadas que representan restricciones de carácter técnico, ambiental y territorial, a fin de localizar áreas con condiciones favorables para el establecimiento de instalaciones eólicas.

Esta fuente energética encuentra distribuida principalmente en la estepa patagónica orientada hacia el sector sureste del territorio continental y en parte importante de la Isla Grande de Tierra del Fuego, concentrando cerca del 41% de la  capacidad eólica regional y un factor de planta promedio de 50%, esto en un radio menor a 100 km desde la ciudad de Punta Arenas.

A su vez, los datos de factor de planta son el resultado de modelaciones numéricas que combinan procesos meteorológicos aplicados al desempeño de la tecnología eólica (curva de potencia), que para este caso considera un aerogenerador tipo de 3,3 MW de potencia a una altura de buje de 120 metros.

Según Jobet, «este 2021 será el año de la consolidación de las ERNC; principalmente la solar y eólica y con ello estamos dejando atrás la era del carbón, y consolidando la de las energías limpias. Chile por décadas fue importador de energías altamente contaminantes, ahora tiene la posibilidad de exportar energía renovable al mundo entero».

«El hidrógeno verde producido en el Desierto de Atacama y en la Región de Magallanes tendría el costo nivelado de producción más bajo del mundo al 2030. Con esas condiciones, la Agencia Internacional de Energía estima el potencial de generación de H2 verde de Chile en más de 160 millones de toneladas al año, lo que significa que Chile podría llegar a producir más del doble de hidrógeno verde de lo que actualmente se produce a nivel mundial», concluyó.