Atlas Renewable Energy marcó un nuevo hito en la construcción de la planta Sol del Desierto (230 MW): 95 mujeres de la Región de Antofagasta están participando en el desarrollo del proyecto fotovoltaico, es decir, un 14% de la fuerza laboral actualmente contratada.

De acuerdo por lo señalado por el desarrollador de centrales renovables, «ña promoción de la mujer en posiciones técnicas y de liderazgo es clave para impulsar la inclusión de personal femenino y esta visión vanguardista de Atlas Renewable Energy ha inspirado a sus contratistas, logrando que más mujeres trabajen en el desarrollo y construcción de la planta Sol del Desierto».

Participación

Entre las posiciones ocupadas por mujeres resaltan las de supervisoras de Calidad, Salud y Seguridad, y Medio Ambiente, una situación poco habitual en el rubro. Además de esto, gran parte del personal femenino contratado se ha dedicado a tareas técnicas, como montaje de módulos, gestión de permisos, coordinación de logística, administración, operación de maquinaria, prevención de riesgos, asistencia mecánica y eléctrica, así como seguridad.

En cuatro años, la participación de mujeres en la empresa pasó de 11% a 40% la representatividad femenina a nivel regional dentro de sus oficinas en Latinoamérica, por lo que la misión actual es «impulsar la contratación de mujeres en los proyectos que desarrolla no solo en Chile, sino en todas las jurisdicciones donde opera».

Para esto, el equipo de Medio Ambiente, Responsabilidad Social y Gobernanza (ESG por sus siglas en Inglés) de la compañía lanzó a principios de 2020 la iniciativa social «Somos parte de la misma energía», un programa encaminado a capacitar en habilidades técnicas a mujeres vecinas de los proyectos para incentivar que la mano de obra femenina local acceda a nuevas y mejores oportunidades de empleo, no solo en los proyectos desarrollados por Atlas, sino también en otros que se instalen en la zona.

El desarrollo de este programa se ha llevado a cabo en varios países y en Chile se realizó el pasado septiembre en la comuna de María Elena con la participación de la Organización Fundes Latinoamérica, en coordinación con la Municipalidad de María Elena y la empresa de capacitación Insecap, beneficiando a un total de 70 vecinas de la comuna, a quienes se le entregaron competencias y herramientas técnicas en montaje de paneles fotovoltaicos y electricidad básica, así como también en habilidades blandas, a través de un curso de empoderamiento femenino impartido por una psicóloga.

A la fecha, 16 de las 95 mujeres que se desempeñan en la construcción de la planta formaron parte de esta formación técnica y han sido integradas a la construcción de Sol del Desierto por las empresas contratistas Telcoh, Álvarez y Compañía, y Seyses.

El gerente de Medio Ambiente, Responsabilidad Social y Gobernanza de Atlas en Chile, Javier Palacios, sostuvo que este mes «se espera un incremento en la curva de contratación de mano de obra femenina», añadiendo que «ya hay mujeres que fueron capacitadas por el programa que se encuentran trabajando en nuestro proyecto y en otras plantas del área, en áreas de construcción y operación».

«Estamos mejorando las oportunidades de empleabilidad de las mujeres de María Elena, considerando el potente contexto de nuevos desarrollos y construcciones solares en la comuna y la región», afirmó el ejecutivo.