El desarrollo en el área de energía solar está abriendo espacios a diferentes perfiles de profesionales, que han ido cambiando a medida que evolucionan los proyectos, los cuales seguirá aumentando su presencia en el mercado nacional, de acuerdo con el análisis de Alan Poyanco, manager de Energy, Engineering & Manufacturing y Agroindustrias de la consultora de Recursos Humanos Michael Page.

«Inicialmente, eran requeridos desarrolladores o perfiles comerciales para adjudicarse contratos de energía en las licitaciones. Actualmente se prefiere a profesionales como Construction Manager, Sales Manager o de Ventas de equipos, así como Gerentes de Operación o supervisores. La participación de perfiles técnicos de operación y Assets Manager es clave cuando ya entran en operación los proyectos», señala el experto.

Según el análisis, durante el año pasado, el sector energético, a pesar de los efectos de la pandemia, se mantuvo estable en cuanto a la demanda de profesionales y su crecimiento.

«Dentro de los factores que han podido haber incidido o impulsado las proyecciones de inversión a futuro -como efecto de la pandemia, estallido social de 2019 y otros-, se encuentran el rubro de Distribución y Generación, en donde la llamada Ley Larga de Distribución y los aspectos relacionados a la Portabilidad Eléctrica, hacen que puedan incorporarse nuevos actores al mercado, dada la posibilidad de nuevos cambios de clientes y de sus contratos de energía con que cuenta cada uno de estos y donde además ha vuelto a la palestra el tema de medidores inteligentes, algo bastante llamativo que se presentó durante 2019», se indica.

Y se agrega: «En Chile ya existen más de 50 empresas involucradas en el sector de energía solar y se prevé que pueden llegar a más de 150 entre empresas que desarrollan y operan proyectos durante este año».

Además se plantea que las perspectivas de crecimiento de las energías renovables variables seguirá en aumento, con el consiguiente impacto en la demanda de profesionales, por lo que se prevé la posibilidad de que el  país pase «a convertirse en líder en incorporación de ERNC nivel regional, modelo que ha sido replicado por Colombia y Perú».

«Hoy se puede hablar de un mercado de energía más maduro, que además se está complementando con el sector eólico; permitiendo un desarrollo y explotación de proyectos en el sur de nuestro país, los cuales potenciarán la generación de hidrógeno verde y que tienen mucho potencial, principalmente en la Patagonia», comenta Alan Poyanco.

«Desde 2012 se viene generando un fenómeno explosivo en nuestro país, relacionado principalmente con las ERNC, las cuales se consolidan por sobre presencias de la generación convencional (tal como térmica diésel, carbón o gas), acelerando procesos que ya venían en constante trabajo y requiriendo un aumento importante de profesionales e investigadores relacionados con el área», se puntualizó.