A pesar de la crisis del covid-19, a nivel mundial la preocupación sobre el cambio climático no ha disminuido; por el contrario, en algunos países la percepción que tienen las personas sobre el impacto de sus actos en el medio ambiente incluso ha aumentado. Así lo revela el estudio respecto al cambio climático elaborado por segundo año consecutivo por EDF e IPSOS que recoge la visión de más de 24 mil personas en 30 países.

En Chile, el 72% de los encuestados señala que el coronavirus los hizo ser más conscientes respecto del impacto de sus acciones sobre el medio ambiente, superando el promedio mundial (60%). A su vez, 71% cree que existe un vínculo entre la pandemia y los efectos negativos de la actividad humana en la naturaleza y su entorno (frente al 62% global).

La percepción de los chilenos 

Chile es uno de los países más convencidos sobre el fenómeno del cambio climático y sobre que éste es causado por la actividad humana. Un 80% de los encuestados reconoce que estamos ciertamente en medio de un proceso de cambio climático, muy por sobre el 68% a nivel mundial, ocupando el cuarto lugar detrás de Colombia, México y Corea del Sur. Asimismo, un 81% identifica a la actividad humana como el origen del cambio climático, señalando la emisión de gases de efecto invernadero como la principal causa.

Además, nueve de cada diez de los chilenos encuestados declara haber percibido los efectos concretos del cambio climático, superando al 78% que declara lo mismo a nivel mundial. }

Con respecto a los riesgos asociados al cambio climático, los chilenos señalaron la desertificación y el aumento en los eventos climáticos extremos como las principales preocupaciones. En comparación a un año atrás, el 86% de los chilenos se declara “más preocupado” respecto del cambio climático, mientras que el promedio en el resto de los países consultados alcanzó el 70%. Sobre los responsables de desarrollar acciones para combatir el cambio climático, los encuestados chilenos indicaron que los que deben liderar esta tarea son el gobierno (70%), los ciudadanos (52%) y las empresas privadas (45%). En cuanto a las medidas que los países pueden adoptar para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero, la que obtiene mayor aprobación entre los chilenos es el desarrollo de energías renovables.