El cobre, principal exportación de Chile, e están rozando los US$4 la libra. Se trata del valor más alto del metal rojo desde el 28 de febrero de 2012.

Jorge Cantallopts, director de Estudios y Políticas Públicas de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), destaca que tras esta alza se encuentra “el exitoso avance de los procesos de vacunación a nivel mundial”, lo que ha generado expectativas de una recuperación económica anticipada para este año, y que se suma a cifras consistentemente altas de consumo de cobre en China. “Adicionalmente, estos últimos días también han estado marcados por la particular celebración del año nuevo lunar de China, que solamente se acotó a un par de días, que contrasta con las semanas de celebración de los años anteriores”, puntualiza.

Su visión es compartida por Eric Medel, analista de Mercado e Industria de la consultora Plusmining, para quien la fuerte alza del precio del cobre que se registró este jueves se explica “por el regreso de la economía China a mayores niveles de actividad tras el período de festividades del Año Nuevo Lunar, lo cual ha ocurrido con inusitada fuerza, incluso reflejándose en alzas en las valorizaciones bursátiles en Asia”.

El especialista resalta que esto se da “en un contexto ya favorable para el metal, pues hay niveles de inventarios bajosmejores perspectivas de la economía mundial gracias a las campañas de vacunación, al plan de estímulo económico en Estados Unidos y a la consecuente debilidad de la divisa americana”.

Energías verdes

Daniela Desormeaux, directora de estudios de Vantaz Group, comenta que el precio del cobre ha mostrado una persistente tendencia al alza desde el cuarto trimestre de 2020, relacionado con el dinamismo de la economía China.

A partir de septiembre del año pasado, los datos de producción industrial de China daban cuenta de una rápida recuperación, lo que impacta de manera directa el mercado de las materias primas y commodities, señala.

En el caso del cobre en particular, explica que esta tendencia al alza se ha mantenido en 2021, a la que ahora también se suman otros factores, como el mayor optimismo con respecto al control de la pandemia dado los planes de vacunación.

Por su parte, la especialista menciona que se observa “un cierto rezago en la oferta de cobre (tanto de cobre de mina como secundario), lo que ha impactado también en los niveles de inventarios, presionando con ello al precio al alza. Otros factores que también están influyendo, tienen que ver con los estímulos fiscales en Estados Unidos, las presiones inflacionarias y la evolución del dólar”.

En esa línea, asevera que “los fundamentos del mercado del cobre se mantienen sólidos en el mediano-largo plazo, y que tienen que ver con una matriz energética más limpia, con un mayor uso de energías renovables y electromovilidad”.