Por primera vez en la historia, una sola empresa occidental generó 400 GWh de energía renovable en 24 horas, combinando la producción de centrales hidroeléctricas, geotérmicas y solares.

En diciembre de 2020, se alcanzó la cuota de 390 GWh en un solo día, y el viernes 29 de enero se llegó hasta 402 GWh. Considerando que una familia de tres personas consume en promedio alrededor de 2,7 MWh al año, la cantidad de energía producida en solo un día corresponde a la que consumen en un año 150.000 familias.

“La clave de este resultado histórico es que nuestra empresa trabaja, al mismo tiempo, con cuatro fuentes renovables diferentes: la energía del agua, del sol y del viento, además del calor del subsuelo”, comenta Luigi La Pegna, director de Global Operation & Maintenance de EGP. 

Al momento del nuevo récord, Enel Green Power contó con más de 1.250 centrales de recursos renovables en todo el mundo. Tan solo en el sector de O&M trabajan más de 5.000 empleados, un equipo global que comparte datos, experiencias y estrategias de intervención.

Factores

De acuerdo con Enel Green Power, se trata de una trayectoria basada en una serie de acciones específicas y soluciones de alta tecnología. Empezando por la monitorización: la información y los datos relativos a la producción están disponibles en la sala de control de Roma, pero los gerentes de cada central pueden consultarlos también desde sus tabletas. Igualmente importante y también complementaria, es la actividad de recopilación y análisis de macrodatos. “A cada segundo llega a la sala de control una cantidad de información equivalente a un volumen y medio de una enciclopedia” explica La Pegna: cantidades que, antes que nada, hay que almacenar, luego analizar con la finalidad de extraer datos útiles para gestionar de la forma mejor las centrales, no solo de acuerdo con los parámetros estándar sino también en busca de correlaciones entre las centrales a través de la inteligencia artificial.

Hacia el próximo récord

En la compañía declaran que alcanzar el umbral de 400 GWh en un día no es un punto de llegada, sino un objetivo intermedio.

EGP tiene un programa que apuesta a aumentar la capacidad adicional de energía verde en 100 GW en la próxima década. Eso significa un crecimiento de 10 GW por año, lo que “corresponde más o menos a la instalación de una nueva central eólica o solar cada semana, durante todas las semanas del año”, resalta La Pegna.

Este importante aumento de volúmenes se acompañará con una serie de cambios, tanto en la construcción como en la gestión. Concretamente, en lo que se refiere a las energías eólica y solar, las centrales están evolucionando a nivel estructural y se hacen cada vez más grandes. “Con las grandes centrales recién construidas, que se extienden por 150 o 200 km de largo, ir a ver una máquina significa viajar por decenas de kilómetros, y es una novedad absoluta”, añade La Pegna.

“Este tamaño gigantesco, que concierne por ejemplo las centrales situadas en el desierto de Chile y la selva de Brasil, implica nuevas modalidades de gestión, el empleo de drones, una nueva utilización de la información y cambios en la manera de trabajar”.