La Corte Suprema confirmó el fallo del Primer Tribunal Ambiental que acogió la reclamación de los municipios de Copiapó y Caldera en contra de la calificación favorable del Proyecto «Andes LNG», que busca generar electricidad en base a gas natural.

Según informó el tribunal, «la sentencia rechaza el recurso de casación presentado por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) al considerar que las observaciones de los municipios se emitieron dentro del periodo en que se encontraba abierto el proceso de participación ciudadana, llevado adelante por el ente evaluador, razón por la cual los municipios adquieren lo que se denomina «legitimación activa», es decir, la posibilidad que tienen los reclamantes para acceder al tribunal».

Con ello se confirma el pronunciamiento del Tribunal Ambiental respecto a que las observaciones y pronunciamientos de estos municipios no fueron considerados en la evaluación ambiental.

El fallo del máximo tribunal indica que lo resuelto por el Tribunal Ambiental «es una cuestión formal que no puede producir perjuicio al SEA y, por otra, que el acto reclamado aún no es definitivo, al existir sendas reclamaciones en su contra», señalando que hay 13 reclamaciones contra la Resolución de Calificación Ambiental del proyecto de generación.

Andes LNG contempla un terminal gasífero, un gasoducto y una central generadora compuesta por 30 motores, de 18 MW cada uno. La iniciativa fue aprobada en junio de 2019 por parte de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Atacama.