La generación bruta proveniente de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) alcanzó una participación de 26,7%en el sistema eléctrico local durante enero, donde la tecnología solar fotovoltaica registró un aporte de 13,7%, mientras que la eólica lo hizo en 7,9%, seguidas de las centrales mini hidro, con 2,8%, según indicó el reporte mensual de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera A.G.).

De acuerdo con los datos del gremio, se incluye a las centrales hidroeléctricas de pasada y embalses, la generación de todas las energías renovables tuvo una participación de 51,6%, superando la inyección eléctrica de las unidades térmicas, que fue de 48,4%.

En comparación a enero de 2020, todas las tecnologías ERNC anotaron un crecimiento, excepto el biogás, que bajó su aporte en -26,3%. Así, la energía solar fotovoltaica marcó un incremento de 38,2%, seguida de la eólica (33,6%); mini hidro (12,8%); geotermia (7,1%), y biomasa (4,1%).

Según Acera A.G., la máxima participación horaria del sector «alcanzó un 54,8%, y se produjo a las 15:00 horas del 10 de enero. En aquella hora, el peak de ERNC se compuso de un 63% de energía solar y un 27% de energía eólica, entre otros».

También se destacó que la capacidad instalada ERNC llegó a 7.467 MW, considerando a las centrales de generación de este tipo que están en pruebas y a las unidades que operan en las regiones de Aysén y Magallanes, además de la Isla de Pascua.