Como el mejor año, en términos de menos horas de cortes de luz, fue clasificado 2020, luego de que la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) diera a conocer las cifras de gestión del indicador Saidei, que mide el tiempo promedio que pasan las familias chilenas sin energía eléctrica, las que llegaron a 12,08 horas.

Esta herramienta permite ir midiendo, mes a mes, las interrupciones eléctricas que ocurren en el país para evaluar si las acciones impulsadas desde la SEC, así como la ejecución de planes de trabajo implementados por las empresas eléctricas, son las correctas.

«La evidencia muestra que los números se han ido reduciendo, ya que, por ejemplo el Saidei de 2017 llegó a 18,83 horas, mientras que en 2018 bajó a 12,17 horas, en lo que era hasta el año pasado el mejor resultado histórico. Posteriormente, en 2019 subió levemente a 13,92 horas, y el año pasado se llegó a la baja histórica, de 12,08 horas», informó la SEC.

«Esta buena noticia para el país se da además en un 2020, especialmente complejo para las familias, por la expansión del Covid-19, lo que obligó a permanecer más tiempo en casa, con la necesidad de un servicio eléctrico continuo, para el teletrabajo, el estudio on line y para una conexión virtual permanente con familiares y amigos»,  destacó el organismo público.

Superintendente

Al analizar las cifras, el superintendente Luis Ávila, destacó los resultados, afirmando que «estamos frente a un objetivo de política pública que cuenta con un indicador claro de medición y que nos muestra como un país que va en la dirección correcta».

«Nuestro foco hacia adelante estará en lograr que el buen desempeño alcance a todas las regiones de nuestro país, ya que también comprobamos que algunas comunas tienen un desempeño aún por debajo de los estándares que ha definido nuestra regulación», agregó.

Ávila indicó que entre los objetivos centrales para este año, «se estableció un programa de trabajo que permita reducir las horas de interrupción de suministro; aumentar la calidad de la información que las empresas entregan a sus clientes en los procesos de facturación; mejorar la calidad del producto eléctrico entregado a los clientes; y disminuir el riesgo para las personas, en el uso de la electricidad».

Regiones

En cuanto al desempeño por regiones, durante 2020, las zonas que obtuvieron los mejores resultados fueron las de Magallanes, con un Saidi de 5,87 horas; la Metropolitana, con 8,38 horas; y la de Valparaíso, con 9,23 horas. En la zona opuesta del análisis, la región que tuvo el mayor Saidi durante el año pasado fue la de Atacama, con 22,52 horas promedio.

La SEC destacó dos casos puntuales que llaman la atención al analizar las cifras, y se trata de dos regiones donde el indicador SAIDI bajó considerablemente. El primer caso es el de la Región del Bío Bío, donde de 13,87 horas, durante 2019, se logró reducir a 11,07 horas durante el año pasado. El otro caso, digno de destacar, es el de la Región de la Araucanía, que pasó de 36,93 horas, en el 2019, a 20,26 durante 2020, siendo la zona con la disminución más relevante entre un año y otro.