La capacidad instalada de las energías renovables (hidráulica, solar, eólica, biomasa  y geotermia) supera a la que tienen las centrales termoeléctricas (carbón, gas natural y diésel), llegando a 13.412 MW, en comparación a los 12.898 MW correspondientes a las segundas fuentes energéticas, según señala el boletín mensual de Generadoras de Chile sobre el mercado eléctrico local.

El documento gremial registra una participación de 49,1% en la generación de las centrales termoeléctricas, proveniente de un 18,7% del carbón; 18,5% de los derivados del petróleo, y 11,9% del gas natural, mientras que el 50,9% restante se compone de 13,6% de centrales solares; 13% de generadoras hidráulicas de pasada; 12,9% de hidroeléctrica de embalse; 9,6% de parques eólicos, y el restante es proveniente de biomasa.

Según los datos, a diciembre del año pasado, la potencia instalada de las centrales solares (3.575 MW) superó a la que tienen las centrales hidroeléctricas de pasada (3.419 MW), y a las de embalse (3.395 MW). De cerca viene aumentando la capacidad eólica, con 2.527 MW, a los que se suman otros 209 MW en etapa de pruebas y 1.966 MW en construcción.

Pruebas y construcción

La capacidad instalada que suman los proyectos de generación en etapa de pruebas, a fines de año, llegó a 799 MW, de los cuales 92 pertenecen a medios de generación de pequeña escala (PMG y PMGD). De este universo, 593 MW pertenecen a centrales de energías renovables y 206 MW son por centrales que usan derivados del petróleo (diésel).

Finalmente, los proyectos en construcción acumulan una inversión de US$12.585 MW, equivalente a 6.683 MW que se incorporarán al sistema eléctrico local desde este año a diciembre de 2023. Un 95% de estas iniciativas son energías renovables, las que son lideradas por centrales solares (49%); eólicas (29,4%) e hidráulicas (13,4%).