Hasta US$600 millones en crecimiento del mercado es lo que espera la Asociación Nacional de Empresas de Eficiencia Energética (Anesco Chile) con la nueva Ley en la materia que fue aprobada en enero en el Congreso, donde la inclusión de los Sistemas de Gestión de Energía será un incentivo para avanzar en este tipo de soluciones especializadas que entrega el sector.

Así lo sostiene a ELECTRICIDAD Mónica Gazmuri, gerenta general del gremio, destacando el elemento diferenciador que tiene la eficiencia energética en materia de competitividad y en el proceso de descarbonización que se impulsa en el país.

Nueva Ley

¿Cuáles son los principales puntos que destaca Anesco de la Ley de Eficiencia Energética?

Hay varios puntos relevantes en la ley en este marco que apoya la construcción de la cultura de eficiencia. Sin dudas lo que dice relación con la incorporación de sistemas de gestión de energía (SGE) será muy relevante, pues hasta 2017, más del 70% de las industrias no hacían inversiones en materia de eficiencia energética (según estudio del Centro de Energía de la U. de Chile) y de ahí un porcentaje importante de ellas son las energo intensivas, las que deberán iniciar el camino a la implementación de un SGE una meta de 4% de reducción de intensidad en su plan. Esto permitirá una mejora continua no sólo en tecnología sino también en mejora de servicios, procesos e ir vinculando estos resultados de cara a los accionistas, clientes y las localidades.

¿Cuáles son las proyecciones que tienen para el desarrollo del sector con esta nueva normativa?

Las proyecciones son desde un crecimiento del mercado de los US$300 millones y doblarlos en los primeros años. También se abre una tremenda oportunidad financiera junto al modelo ESCO, de modo que las empresas especializadas puedan dar los servicios y no ocurra un monopolio desde las generadoras (eléctricas por ejemplo). Si las empresas de servicios energéticos pueden hacer su quehacer, permitirá incluso que el rol de generación y distribución eléctricas no estén tan estresados, dado que la EE permitirá tener un consumo más holgado y moderado.

¿Cree que será fácil o complejo implementar esta ley en las empresas del sector?

Creo que con todo lo conocido y los desafíos mundiales y país respecto de la reducción de emisiones como para combatir el cambio climático, no hay otro camino. Con EE podemos acelerar el paso y modernizar toda nuestra industria, hacerla más competitiva y responsable con el entorno.

Mónica Gazmuri, gerenta general de Anesco Chile. Foto: Gentileza Acera.

¿Qué impacto tiene esta regulación para el desarrollo del modelo Esco?

Esto es muy relevante, pues el modelo ESCO permite que las empresas se enfoquen en su negocio y un experto en la solución además de facilitar o financiar el proyecto. Esto es mucho más coherente y permite que los expertos probados hagan su labor. Al mismo tiempo la banca y los inversionistas podrán también ser parte de una solución amigable y que permite una economía más limpia y en sintonía con un mundo que lucha contra el cambio climático.
Esto está funcionando en Europa y Norte América y creemos es una solución probada en Chile. Tenemos varios ejemplos, permitirá crear competencia y eficiencia a la hora de evaluar los proyectos. Hace pocas semanas acabamos de lanzar un libro sobre el modelo ESCO y su impacto en las NDC y también contamos ahí como gremio y miembro de la Red Internacional ESCO, nuestra experiencia en Chile. Es sin dudas una tremenda oportunidad. Pensando en ello, hemos desarrollado algunas bases para poder dar certezas al mercado de nuestra expertise y compromiso.

¿Qué desafíos quedan en eficiencia energética en Chile?

Creo que los desafíos son: crear conocimiento y un estándar respecto de lo que se entiende por EE y poder trabajar en modo colaboración. Posiblemente algunos aún trabajen pensando por sí solos y la verdad es que si trabajamos juntos saldrá mejor y de modo más eficiente. Actualmente hay información que deja a la marca paraguas de Eficiencia Energética, bastante dividida a nivel sectorial. Esto distrae al momento de buscar la solución, y la verdad es que el gremio de la EE y sus expertos son los que pueden apoyar a los sectores. No podemos esperar que cada sector lo haga solo e invente su propia rueda cuando ya está más que desarrollada y probada. En este mismo contexto, los sectores productivos deben dejarse asesorar y buscar apoyo al gremio experto.