El Coordinador Eléctrico Nacional firmó un acuerdo con la Cámara Chilena Norteamericanade Comercio, (AmCham Chile) para impulsar iniciativas y abordar los desafíos futuros que se prevén en el mercado eléctrico nacional, considerando el alto potencial para el desarrollo de energías renovables y nuevas formas de combustibles limpios, entre los cuales está el hidrógeno verde.

«En el contexto de la pandemia y crisis económica actual, la inversión en el sector energético toma un rol significativo en la reactivación económica sustentable, por lo que están surgiendo múltiples oportunidades para generar acciones de colaboración con el objetivo de lograr un sistema energético más sostenible y promover la inversión», informó el organismo.

Paula Estévez, gerenta general de AmCham Chile, destacó la iniciativa, señalando que buscan «promover oportunidades de inversión en el marco de nuestro compromiso de contribuir a una reactivación económica sustentable y la generación de empleo».

Por su parte, Juan Carlos Olmedo, presidente del Consejo Directivo del Coordinador, enfatizó que existe una amplia oportunidad para generar acciones de colaboración entre AmCham Chile y el Coordinador, «con miras a promover un sistema energético más sostenible y promover la inversión sustentable».

Kimal-Lo Aguirre

Uno de los proyectos de transmisión energética que está licitando el Coordinador Eléctrico Nacional es el proyecto Kimal – Lo Aguirre HVDC, que transmitirá energía renovable de norte a sur.

Es así como la semana pasada se realizó el encuentro Chile Energy Investment Roadshow: International Tender for the Kimal – Lo Aguirre HVDC Project, en el que se presentó la licitación de este proyecto y se recalcó la importancia y el potencial que tiene Chile para avanzar en energías limpias.

«La línea HVDC Kimal-Lo Aguirre es un hito importante en el avance de Chile hacia un sistema energético cada vez más sustentable dado que facilitará la integración de grandes volúmenes de energía renovable, aportando así al proceso de descarbonización y la creación de una red eléctrica más robusta y resiliente a los posibles efectos del cambio climático», explicó Paula Estévez.