Son 645 centrales de generación las que están instaladas en el Sistema Eléctrico, sumando 26.483 MW de capacidad, donde la tendencia de los últimos años ha sido la diversificación de fuentes energéticas, lo que ha provocado una nueva configuración en la matrices regionales, entre las cuales las nuevas tecnologías renovables han tomado una mayor preeminencia.

Es así como la región de Antofagasta se ha convertido en la capital solar del país, mientras que la Región de Atacama se ha posicionado como el epicentro eólico, mientras que otras mantienen en sus territorios a los polos de desarrollo térmico e hidroeléctrico, de acuerdo con los datos del Coordinador Eléctrico Nacional.

Regiones

En cuanto a potencia instalada, la Región de Antofagasta es la capital de la energía solar en Chile, registrando 1.130 MW, mientras que la Región de Atacama lidera el número de centrales de generación en operaciones, con 24 plantas que totalizan 960 MW.

En energía eólica, la Región de Atacama se entroniza en capacidad instalada, sumando 941,7 MW, correspondiente a cinco parques, en tanto que la Región de Coquimbo y la del Biobío se ubican en segundos lugar con 11 centrales cada una, aunque la primera anota una mayor capacidad instalada (694,5 MW), versus los 133,2 MW instalados que posee la segunda.

El polo de desarrollo termoeléctrico lo tiene la Región de Antofagasta, con 4.981 MW instalados en sus 17 centrales generadoras. Por su parte, la Región de Valparaíso está en segundo lugar con 3.035 MW.

En hidroelectricidad, el trono es para la Región del Biobío con 2.833 MW, repartidos en 33 centrales, seguido de la Región del Maule con 1.677 MW, correspondientes a 27 plantas generadoras.