(El Mercurio) Han transcurrido 65 días desde que, la mañana del 13 de noviembre, la china State Grid Intenrational Development (SGID) anunció un acuerdo para comprar -por US$3.000 millones- el negocio eléctrico de CGE en Chile, la compañía que desde 2014 pertenece a la español Naturgy. Y en este periodo, la estatal asiática ha logrado avances en un proceso clave para su intención: obtener la aprobación de la Fiscalía Nacional Económica.

Esto, porque fuentes de la firma explicaron que el 4 de diciembre notificaron la operación del organismo liderado por Ricardo Riesco y el 6 de enero aportaron material complementario, respondiendo a una solicitud de la propia FNE.

No fue posible establecer la denominada resolución de complitud, que marca el inicio formal de la Fase 1 de la investigación, hito a partir del cual se contabilizan los plazos que el DL 211 -la ley que fija las normas para la defensa de la libre competencia- establece para el análisis de la operación.

La norma dice que cuando una empresa notifica una operación, la FNE tiene 10 días hábiles para declarar si la notificación fue completa o no. Si lo está, comienza la Fase 1, que puede extenderse hasta por 30 días hábiles. Luego, la FNE puede aprobarla una y simplemente, aprobarla con medidas, o pasar a una segunda etapa que puede extenderse por 90 días hábiles, al término de los cuales, la FNE puede aprobar pura y simplemente la operación, aprobarla con medidas o prohibirla.

Los plazos establecidos para la investigación, en sus dos fases pueden ser suspendidos de común acuerdo entre las partes involucradas en la transacción y la FNE.

FNE ha finalizado 135 investigaciones de operaciones de concentración desde 2017

Hace unos días, la FNE liberó un balance de sus actuaciones durante los últimos diez años ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y la Corte Suprema, así como las acciones que la entidad despliega en general para cumplir con su rol.

La FNE también incluyó lo relativo al control de operaciones de fusión o concentración, atribución vigente desde junio de 2017, como parte de la reforma del DL 211. Desde la fecha mencionada y el 30 de septiembre del año pasado, la FNE había recibido un total de 157 notificaciones de transacciones, y respecto de 140 de ellas, la entidad había dictado resoluciones de inicio de investigación.

La estadística muestra que en 120  de esas 140 operaciones, la resolución de la FNE tras la investigación fue la aprobación denominada “pura y simple”, mientras que en otros 12 procesos la aprobación de dio sujeta a cumplimiento de algún tipo de medida de remediación y solo en tres casos, el organismo resolvió en forma negativa, es decir, prohibiendo las transacciones.

Estas últimas operaciones corresponden a la compra de Nutrabien por parte de Ideal, en mayo de 2018; le siguió en junio de ese año Santander y su intención de compra de la cadena de pagos Servipag. Finalmente, en diciembre de 2018, la fiscalía prohibió la compra de la clínica Iquique por parte de Red Interclínica.

A la fecha de corte de los datos, había otras cinco que aún estaban en trámite. Además, del total de investigaciones, diez procesos llegaron hasta la Fase 2, donde en promedio la duración de las indagaciones fue de 109 días hasta llegar al pronunciamiento.

Por otra parte, en lo relativo a los requerimientos efectuados por la FNE ante el TDLC en la última década, la estadística muestra que en el 89% de los casos (16) la sentencia acogió el planteamiento de la FNE, mientras que en un caso este fue aceptado en forma parcial y en otro fue rechazado. En la Corte Suprema, en tanto, de un total de 13 sentencias dictadas respecto de requerimientos de la FNE, 12 fueron acogidas por el máximo tribunal y una fue acogida parcialmente.