ABB lanzó el nuevo modelo de UPS MegaFlex DPA de alta potencia para ser usado en data centers,  pues está diseñada para trabajar con los demás productos de infraestructura eléctrica de la compañía y así garantizar un flujo continuo de energía al centro de datos, proporcionando la resiliencia a nivel de sistema que requieren las soluciones modernas de almacenamiento de datos que implementan enfoques distribuidos, en la nube o híbridos.

Diana García, Global Product Manager Mid-high power UPS de ABB en Suiza, afirma que, a medida que los centros de datos más grandes exigen Sistemas de Alimentación Interrumpida (SAI), se incrementa también su potencia (hasta 30 o 40 MW), surgiendo la necesidad de contar con un nivel de potencia base de al menos 1 MW que sean capaces de ampliarse o configurarse para dar servicio a aplicaciones con necesidades de hasta 6 MW. Cinco de estas instalaciones pueden cubrir las necesidades energéticas de un emplazamiento de 30 MW.

MegaFlex es SAI sin transformador compuesta por bloques de potencia de 250 kW, un bypass estático central con una potencia nominal de 1000 kW o 1500 kW y un bastidor de conexión de E/S con potencias nominales de 1 MW y 1,5 MW. La alimentación de entrada puede ser sencilla o doble (opcional).  Puede utilizar baterías de iones de litio o de plomo-ácido reguladas por válvula a modo de almacenamiento externo. La protección de realimentación viene de serie. Como opción se ofrece una capacidad de potencia redundante: 1000 kW N+1 o 1250 kW N+1.

Características

Otras características destacadas de MegaFlex DPA son:

-Convertidores de alta eficiencia – en modo VFI (véase más adelante) > 97,4 %.

-Huella optimizada y flexibilidad en la disposición de componentes →02–03.

-Instalación sencilla, segura y rápida con alta adaptabilidad a la infraestructura del edificio.

-Medición mejorada de la energía con información completa para que el operador del centro de datos pueda realizar un seguimiento del consumo de energía.

-Programa inteligente de mantenimiento predictivo para planificar y reducir el mantenimiento durante toda la vida del producto.

-Autodiagnóstico mejorado para minimizar la intervención humana durante el mantenimiento y la puesta en marcha.

Eficiencia

Dada la gran cantidad de energía que consumen los grandes centros de datos, la eficiencia energética es un tema especialmente importante. Cada punto porcentual que se mejore en la eficiencia conlleva importantes ahorros de costos. El modo de funcionamiento por defecto de MegaFlex DPA es el modo de doble conversión independiente de tensión y frecuencia (VFI), que tiene una eficiencia de hasta el 97,4 %. De manera alternativa, el SAI puede funcionar en modo ECO dependiente de tensión y frecuencia (VFD) para alcanzar una eficiencia del 99 %.

La interfaz hombre-máquina (HMI) de MegaFlex DPA permite al operador visualizar mediciones, eventos y alarmas (fallo de entrada primaria, estado de la batería, sobretemperatura, sobrecarga, estado de protección de entrada y salida, etc.), así como el estado del SAI y el estado de los componentes primarios.