Siguen las reacciones por la adjudicación del Instituto de Tecnologías Limpias a un consorcio de universidades estadounidenses, donde participan casas de estudio nacionales privadas. Esta vez la Asociación de la Industria Eléctrica-Electrónica (AIE) publicó una declaración en que pide que se declare desierta la licitación, de modo de reanudarla, dejando espacio a actores nacionales.

«AIE, llama a la opinión pública a documentarse sobre esta lamentable resolución y a opinar sobre esta adjudicación. Requerimos a las autoridades su revisión y declarar la licitación desierta. Proponemos relanzarla, bajo una óptica que permita la participación del ecosistema de investigación y desarrollo nacional. Es más, no solo debe revertirse la adjudicación anunciada esta semana, sino que deben revisarse sus bases para asegurar una participación del ecosistema de investigación y desarrollo nacional», señala el gremio.

«Confiamos en que las autoridades sabrán estar a la altura de las circunstancias y reconsiderarán la adjudicación, declarando la licitación desierta y validado el rol histórico de Corfo en el fomento de la industria e investigación nacional»,  se agrega.

I+D

Según la asociación gremial, «cuesta entender que Corfo, nuestra corporación nacional de fomento de la producción, haya decidido otorgar estos fondos a instituciones que, aunque muy capacitadas no tienen mayor relación con nuestra realidad país. Nos inquieta el mensaje de esta asignación y nos llena de frustración: como gremio, realizamos esfuerzos ingentes por incentivar el desarrollo tecnológico y de investigación nacional».

La declaración indica la necesidad de mejorar la inversión nacional en Investigación y Desarrollo (I+D), así como la transferencia tecnológica y la investigación aplicada para generar valor agregado, advirtiendo que «ninguno de estos puntos fue considerado al adjudicar el laboratorio y los fondos, siendo asignados a un consorcio que está ajeno a nuestra realidad y necesidades de desarrollo».

«Nuestro gremio AIE, Asociación de la Industria Eléctrica, Electrónica y de Automatización, se ha planteado como uno de sus grandes objetivos para este año 2021 el desarrollo de una industria de tecnología nacional fuerte y competitiva. Hechos como esta adjudicación van en contra de los principios que plantea nuestra campaña “Tecnología Chilena”: posicionar a la industria nacional como un referente tecnológico mundial, donde Chile tiene la gran ventaja competitiva de las tecnologías y energías limpias2, se sostiene.